#09. Mantenimiento del aumento de peso

Una vez conseguido el peso objetivo, es momento de mantener ese peso. La alimentación y el ejercicio físico seguirán siendo primordiales para ello pero es necesario tener en cuenta que ahora ya no priorizaremos el objetivo sino la alimentación saludable. Es importante tener los hábitos interiorizados y acudir a un control en el momento en que se note o perciba la mínima pérdida de peso.

En esta clase vemos como mantener ese peso conseguido y que estrategias deberíamos tener como rutina y hábito.

Claves para el mantenimiento

  1. Prolongar la vigilancia sobre el peso y un tratamiento continuado es esencial para minimizar la pérdida del mismo tras la ganancia de peso.
  2. Seguir la dieta adaptada, saludable, equilibrada a cada persona ayuda a mantener la ganancia.
  3. Mantener la rutina de ejercicios y la actividad física es esencial para el mantenimiento del peso.
  4. Conseguir adaptar al estómago a las nuevas raciones y comidas.
  5. Tener una vida social activa es compatible con este mantenimiento.

Cambio de hábitos

Ganar peso y mantenerlo es posible únicamente con la incorporación y la permanencia de cambios profundos en el estilo de vida que incluyan:

Dieta. Mantener la dieta pautada, respetar las cantidades y tipo de alimentos. Esto apoya el hecho de personalizar la dieta. Se debe realizar una alimentación completa y saludable, con las implicaciones que esto supone:

  • Programar el menú semanal y la compra siendo consciente sobre la importancia de la selección de alimentos.
  • Dedicar el tiempo necesario a la preparación de los platos, seleccionar las formas culinarias más naturales y sencillas.
  • Mantener el tamaño de las raciones.
  • Comer en ambientes relajados, despacio, dedicando al menos 30 minutos a las comidas principales.
  • Respetar los horarios de las comidas.
  • Realizar hasta 8 comidas al día ayuda a conseguir ingerir todas las calorías necesarias.
  • Seleccionar siempre alimentos naturales, de temporada.
  • El agua es la bebida universal de elección para conseguir una buena hidratación y calmar la sed.
  • En el caso de optar por otras bebidas, elegir infusiones o café.
  • Acompañar las comidas con pan y ser preferiblemente integral.
  • El postre, fruta.
  • Aunque respetar las cantidades es un factor clave en el mantenimiento, también lo es la calidad de las calorías a ingerir.

Sueño adecuado. Se ha comprobado que un sueño adecuado se relaciona con la posibilidad de lograr un mejor mantenimiento del peso corporal, por lo que es importante respetar las horas de descanso. Se recomienda dormir entre 7-8 horas diarias.

Práctica regular de actividad física. Como es obvio, la actividad física juega un papel imprescindible en este objetivo. Realizar los entrenamientos pautados, sin excepción, es algo clave para mantener el peso. Es importante también realizar controles de peso. Desde el inicio del tratamiento y hasta conseguir el objetivo, los controles de peso es adecuado hacerlos cada 3-4 semanas, ya que los resultados aparecen más lentamente (que en la pérdida de peso). Una vez conseguido el objetivo pueden hacerse controles cada mes el primer año y cada 2-3 meses a partir de entonces.

Trucos y consejos

Es importante tener siempre presentes los trucos aprendidos hasta el momento, e interiorizarlos de manera que se hagan como rutina y hábito y no como un esfuerzo o obligación:

  • Enriquecer las preparaciones
  • Densidad calórica: platos de pequeño volumen pero altos en calorías saludables
  • Tomar snacks calóricos
  • Comer plato único
  • Comer en platos grandes
  • Comer con cuchara
  • Los líquidos fuera de las comidas
  • Tener disponibles diferentes gustos

Conclusión

Al final es todo cuestión de adaptación e interiorización de los hábitos. El organismo más tarde o más temprano se adaptará, por que es sabio, lo más difícil es llegar a ese punto por que después será el mismo el que pida más cantidad de comida, más ingestas, más deporte…

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube