#09. Elaboración de una dieta saludable

¿Cómo se elabora una dieta saludable? ¿Basta con comer ensalada y pollo a la plancha?

En esta clase aprenderás a elaborar una dieta saludable, a planificarlas paso a paso y a organizarlas. También obtendrás herramientas para que puedas proporcionar a tus pacientes y clientes, para ayudarles a conseguir ese cambio de hábitos e interiorización de los mismos.

Yo te propongo un menú diario para 4 semanas pero enseguida serás capaz de crear el tuyo propio!

Para elaborar una dieta saludable solo es necesario tener presentes varios aspectos:

Disponer de alimentos saludables

Para conseguir que vuestros pacientes/clientes se adhieran a la dieta y la sigan fácilmente, deben tener al alcance alimentos saludables. Debéis aconsejarles que tiren a la basura todos aquellos productos ultraprocesados y se queden únicamente con alimentos, alimentos reales.

Seguir el método del plato

Para no tener que hacer una dieta cuantitativa, calculando al detalle todos los nutrientes y calorías, podéis hacerles una dieta cualitativa siguiendo el método del plato. Explicarles que siguiendo esas proporciones estarán siguiendo un patrón de dieta saludable. Recordad, que ahora nuestro mejor referente de alimentación saludable, es el plato de comida saludable. Aquí os dejo un descargable de mi adaptación al método del plato.

Respetar la frecuencia de consumo

Al elaborar la dieta debéis respetar también, la frecuencia de consumo:

  • Cereales integrales. Pan, pasta, arroz… No son necesarios para seguir una dieta saludable pero son alimentos ricos en hidratos de carbono que proporcionarán energía y en fibra, vitaminas y minerales.
  • Verduras y hortalizas. Mínimo 2, pero cuantas más, mejor. Presentes en cada comida principal.
  • Frutas. Mínimo 3, pero cuantas más mejor.
  • Greasas y aceites. Preferiblemente aceite de oliva virgen extra. Entre 30 y 60 gramos al día, 3-6 raciones.
  • Leche y derivados. No son necesarios para seguir una dieta saludable pero son alimentos ricos en calcio, vitaminas y proteína. De 0 a 3 raciones.
  • Pescado y marisco. Entre 3 y 4 raciones a la semana. Elegir el pescado azul frente al blanco.
  • Carnes. Entre 3 y 4 raciones a la semana. Preferiblemente las magras. Alternar el consumo.
  • Legumbres. Mínimo 2 veces por semana.
  • Frutos secos. Crudos o tostados. A diario. 20-40 gramos.
  • Productos ultraprocesados: embutidos y carnes procesadas, dulces, snacks, refrescos, bollería, dulces, golosinas… Cuanto menos, mejor.
  • Alcohol. Cuanto menos, mejor.
  • Agua. Según sensación de sed.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube