Diez tips para no engordar este verano

Si por algo se caracteriza el verano, a parte de sol y playa, es por el miedo a volver de vacaciones con unos kilos de más. Con estos tips para no engordar eso no te pasará a ti!


El miedo a engordar

Te traigo estos tips para no engordar por que es muy habitual que llegado el buen tiempo nos entren esos miedos y preocupaciones por coger kilos. Y es lógico, ya que salimos más, tenemos vacaciones y nuestra vida social se amplia. Pero no debemos pensar en «me voy a engordar» por que la simple angustia de pensar que vas a engordar, de contar calorías, de mirar minuciosamente cada alimento, no solo no te deja disfrutar del verano, sino que además propicia y favorece el aumento de peso. Y cuando te quieres dar cuenta, estás en septiembre, sin haber podido exprimir tus días libres y encima con un par de kilos de más!

Así que, para que eso no te pase a ti, sigue estos tips para no engordar y volverás a la oficina ideal, con un tono más de piel y una sonrisa radiante.

Tips para no engordar este verano

  1. Relájate. No pienses en que estás a dieta o «no puedes comer X». Simplemente diaita: lleva unos buenos hábitos, come sano y mantente activo. Disfruta. Parece una tontería, pero el simple estrés que produce el pensar que estamos a dieta ya favorece el aumento de peso. Y es que el mal humor, el no ver resultados (puede que un día de intenso calor te encuentres más hinchado/a) y el hecho de verte desplazado en reuniones sociales hacen que tires la toalla y comas mal y en cantidad. Así que control, pero sin agobios.
  2. No hagas dietas. No hagas dietas exprés pensando en que te vas a ir una semana entera de vacaciones y quieres disfrutarla comiendo. No. Mantén unos buenos hábitos durante todo el verano, come tus tapas, tu cerveza, disfruta pero con control. Es preferible salir cada fin de semana y picar o beber algo, que hacer una dieta exprés perder 5 kilos de agua y músculo, pasar una semana al libre albedrío y volver con 10 kilos de más, 5 de agua y músculo y 5 más de la grasa de los excesos.
  3. Disfruta pero controla. Es verano y estás de vacaciones es momento de disfrutar y desconectar pero siempre con cabeza. Eso significa que a la hora de comer fuera tengas siempre en mente el método del plato y elijas aquellas cocciones más sanas. También debes saber que cuando comemos fuera de casa el problema no suele ser la comida sino la bebida y postres. Por ello elige agua como bebida, agua con gas o cerveza sin alcohol. Si eres de vino, ten siempre al lado una copa de agua y ve alternándolas y bebe alcohol solo en aquellos momentos que realmente quieras, no te dejes llevar por el entorno social. Por supuesto que lo mejor sería no beberlo, pero es entendible!. En cuanto a los postres, elige aquellos a base de frutas y deja a un lado los pasteles, dulces o postres lácteos. Ya llegará Navidad. Además evitarás sentirte pesado después.
  4. Mantente activo. Es muy fácil mantenerse activo en esta estación: nadando en playa o piscina, saliendo a caminar, corriendo por la orilla del mar, montaña, turismo, deportes de riesgo… Lo tienes todo a mano para estar 24h a tope, aprovéchalo!
  5. Si puedes elegir, apartamento. Si no te vas muy lejos y lo único que vas a hacer es ir a primera linea de mar, te recomiendo que elijas un apartamento. Las estancias en apartamentos son mucho más llevaderas en cuanto a la dieta ya que tu eliges cuándo, qué y cómo. Puedes cocinarte (si quieres) lo que te apetezca y sino, siempre puedes prepararte un plato en menos de 5 minutos.
  6. Ve bien equipado a la playa y pisicina. Lleva tu kit de playero cada vez que vayas a darte un chapuzón y no olvides nunca tu tupper. Recuerda que no sólo existe el típico tupper de pasta, hay un mundo más allá. Puedes descubrirlo en el curso comer de tupper.
  7. Kit del viajero en ida y vuelta. Es muy importante ir bien equipados, igual que cuando vamos a la playa, cuando viajamos. Así que los días en que estés de viaje, bien sea en coche, avión o tren, pon en práctica los consejos que te di en el post comer sano de viaje.
  8. Come fruta cada mañana. Desayunar fruta es algo que ayuda muchísimo a empezar el día con energía y healthy. Hace que te sientas bien desde que te levantas y ayuda a que comas sano el resto del día. Lo sano llama a lo sano. Además asegúrate de que comes entre 3 y 4 piezas al día, es una fuente hídrica muy importante también. Todos los hoteles y buffets la tienen así que no hay excusa!
  9. Bebe mucha agua. Más. Es algo que parece irrelevante pero debes pensar que como mínimo deberías duplicar el consumo de agua respecto al de invierno porque en verano hay más pérdidas de líquido por sudor y calor. Además combatirás la retención y ayudarás a la pesadez. Bebe agua, infusiones, tés fríos, agua saborizada casera… hidrátate. Eso implica no beber alcohol, o beber el mínimo posible. Tampoco bebidas azucaradas, y si puedes, ni light.
  10. Controla la sal. Al comer con mayor frecuencia fuera de casa es común comer más salado, principalmente porque la sal la añaden en cocina. Cuando tengas tu la oportunidad de aliñar, intenta no ponerle sal, ya estás comiéndola en exceso con el resto de comidas. Ayudarás a la retención de líquidos y te sentirás menos hinchado.

¿Y si engordo?

Es probable que aún siguiendo estos tips para no engordar, lo hagas. No te preocupes. Cuando vuelvas a la rutina esos quilos desaparecerán, siempre y cuando no sean más de 3. Con el simple hecho de retomar tu rutina, volver a tus comidas sanas y saliendo menos, volverás a donde empezaste. Si no es así o son más de 3, puedes acudir a un dietista nutricionista para que te ayude a perderlos. Recuerda que comiendoconmaria te ofrece la primera visita gratuita. 😉

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube