1125. Intolerancias alimentarias.

Las intolerancias son reacciones producidas por un mecanismo no inmunitario. Hay que diferenciar dos tipos de intolerancias, la intolerancia metabólica y la intolerancia inespecífica. Una intolerancia metabólica se produce cuando el organismo no digiere correctamente el alimento y eso es debido a un fallo orgánico. En cambio la intolerancia inespecífica es debido a que el organismo no asimila adecuadamente el alimento.
Los síntomas de la intolerancia son los siguientes: gastroenteritis digestiva, cefalea, cansancio, acné, estreñimiento…

Tipos de intolerancia:
– Intolerancia a la lactosa: se trata de una deficiencia transitoria de lactasa. El tratamiento no se trata de excluirlo de la dieta, ya que la cantidad de lactasa tolerada dependerá de cada persona. En función de la ingesta de lácteos que tolere la persona a lo mejor se debe suplementar con calcio.
– Intolerancia a la fructosa: la fructosa es un azúcar que se encuentra en la miel, fruta, verduras y en productos para endulzar. El tratamiento para personas con intolerancia a la fructosa es una pauta alimentaria baja en fructosa y poco a poco ir volviendo a involucrar alimentos con fructosa para comprobar cómo lo tolera la persona.
– Intolerancia al sorbitol: se produce por un déficit de la enzima transportada del sorbitol. El tratamiento es limitar aquellos alimentos que contienen sorbitol, por ejemplo los productos light. Por lo tanto es muy importante mirar el etiquetado de los alimentos
– Sensibilidad al gluten: como es una enfermedad nueva no se sabe muy bien cual es la causa concreta, pero lo que sí es seguro es que los pacientes tienen los mismos síntomas que la celiaquía pero el paciente no es celíaco, tampoco es alérgico al trigo/gluten pero si toma alimentos con gluten empeora. Total que el tratamiento sería una dieta sin gluten pero tampoco debe de ser muy estricta, ya que dependerá de como lo tolere la persona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube