807. Aclarando conceptos.

Siempre digo que planificar un menú es algo positivo pero cada vez me doy más cuenta de que para según quien es algo negativo, por no tener claros algunos conceptos.
Para mi, tener un menú planificado tiene numerosas ventajas como:
– Limitarte a comer lo que pone, sin tener que pensar en qué como o ceno ese día, trabajo hecho.
– Poder hacer la lista de la compra de forma exacta, sin que tenga que comprar de más, luego ahorro dinero, como mejor y evito desperdiciar comida.
– Poder planificar el batch cooking el fin de semana.
– Tener más tiempo, todo el que perdía pensando en qué comer y cocinando.

Sin embargo hay quien lo ve como:
– «Me he saltado el menú, ahora no voy a conseguir mi objetivo», con su consiguiente desmotivación.
– «Uy, no, esto yo no puedo comerlo porque no está en mi menú», con la consiguiente prohibición y restricción, entrando el ciclo negativo que eso implica.
– «Me falta un ingrediente, tengo que buscar un 24h para conseguirlo».
– «Ahora tengo que comer esto y la verdad es que no me apetece», con la consiguiente falta de disfrute de la comida, inapetencia, aburrimiento y desmotivación.

Del mismo modo creo que hay otros conceptos que también deben quedar claros:
– La diferencia entre sano y calórico.
– La diferencia entre comer sano y perder peso.
– La diferencia entre equilibrado e hipocalórico.
– Gestionar cantidades: podemos comer de todo, pero respetando las cantidades que necesitamos.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube