714. Adaptación al confinamiento.

El confinamiento nos ha trastocado todos nuestros planes, pero también nuestras rutinas. Y ahora toca adaptarnos a esta nueva situación, tanto con el teletrabajo, como con nuestra dieta.
La idea es que intentes mantener al máximo tus rutinas, hábitos y horarios y también que respetes al máximo el tipo de alimentación que seguías.
No obstante es normal que, como nos movemos menos, tengamos menos apetito o nos sobren ingestas. Así que lo que debes hacer es escuchar a tu cuerpo: si te pide menos ingestas, dale menos ingestas, si te pide menos comida dale menos…

Otra manera de adaptar nuestra dieta es reduciendo cantidades y sino, cambiando la proporción del método del plato. Es decir, si solías comer mitad verduras y cuarto y cuarto de cereal y proteína, puedes reducir el cereal y aumentar uno de los otros dos, pero sin eliminarlo por completo. No debes restringirte ningún alimento ni grupo de alimentos, ni macronutriente, solo reducir la cantidad.

Recuerda hacer el máximo de ejercicio posible para equilibrar el antes con el ahora.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube