1120. Alimentos transgénicos.

Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido modificados mediante ingeniería genética con el fin de conseguir unas características específicas. Estas modificaciones las consiguen manipulando las secuencias de ADN.

Esta práctica se realizaba especialmente en plantas para que sobrevivieran a plagas de insectos, a condiciones ambientales adversas ya herbicidas, generando así una mayor productividad. A día de hoy, también se utiliza en animales.
Otra aplicaciones esencial de los transgénicos son los procesos de investigación experimental, a día de hoy el uso más habitual es por la investigación de enfermedades.
Además, se realizan estas modificaciones genéticas para hacer alimentos más nutritivos, más apetitosos, …

A lo largo de la historia, los productos transgénicos se han ido prohibiendo por la producción de alérgenos y elementos tóxicos que contienen,pero fue a partir de 2002 cuando la normativa europea obliga a las empresas a hacer estrictos controles de identificación de estos productos, aix’doncsdebeespecifica en la etiqueta si son OMG (brote de soja) o si están producidos a partir de un OMG (como los colorantes derivados del maíz transgénico).
Cuando estos productos contienen más de un 0,9% de transgénicos, se podrá observar en las etiquetas.

A día de hoy no está prohibido ni el consumo ni la comercialización de los productos transgénicos y el 95% de estos provienen de Argentina, Brasil, EEUU, Canadá y China.

Ejemplos de alimentos transgénicos cotidianos:
El primer producto transgénico que llegó al mercado fue un tomate, a día de hoy tenemos un montón de alimentos que lo son como:
– Maíz, disminuye los costes de producción y lo hace resistente a herbicidas.
– Vaca lechera, lo que hacen es alimentar a las vacas con una hormona de crecimiento para mejorar la producción de leche.
– Tomates, para aumentar la producción, para que sean más nutritivos y para hacerlos más – resistentes a procesos de transporte y Almacenaje.
– Trigo, para cubrir las elevadas demandas.
– Café, para darle más sabor.

Los alimentos comercializados en las fruterías no son alimentos transgénicos, ya que estas modificaciones se consiguen mediante hibridaciones naturales de diferentes tipos de plantas de la misma especie.
Lo hacen seleccionando las modificaciones y especies más interesantes por sus características con el objetivo de conseguir que la descendencia de estas hibridaciones tenga ventajas organolépticas. Este proceso es conocido como partenocarpia.

Así pues la partenocarpia es un proceso de degeneración del sistema reproductivo de la planta por la ausencia de semillas en las plantas frutales. Por ejemplo:
– Uva sin semillas.
– Kaki.
– Figa.
– Sandía sin pepitas.
– Limones.
– Frutas sin semillas en general.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube