1134. Cenas erróneas.

Uno de los grandes errores a la hora de perder peso son las cenas que realizamos diariamente. Es muy habitual cenar cosas rápidas por falta de tiempo, por falta de ganas, por falta de motivación… Y eso nos lleva a preparaciones como un sandwich de jamón y queso, un poco de pan con algo, una fruta… Y caemos en el error de creer que, por ser poco volumen va a ayudarme a perder peso, o lo que es lo mismo, no va a favorecer el aumento de peso. No obstante, y a pesar de lo que a muchos les gustaría, esto no es así.

Las cenas a base de sandwiches, bocadillos, pan con algo…, son cenas desequilibradas incompletas y que muchas ocasiones no son saciantes. No porque estas cenas contengan alimentos ricos en hidratos de carbono, podemos cenar siempre que queramos hidratos de carbono, siempre que hagamos una lección de hidratos saludables, en poca cantidad, en su versión integral, y que no predominen en comparación al resto de alimentos.

Hay otras personas que cenan tan solo fruta, realizando una cena tan y tan ligera que en menos de una hora empiezan a picotear. Primero comen un yogur, luego un trocito de chocolate, luego una fruta, luego un puñado de nueces… Total que ingieren más energía tras la cena que en la propia cena, incluso más energía de si hubieran cenado adecuadamente.

¿Entonces, qué deberíamos cenar? Esto es algo que, obviamente, dependerá de cada persona, pero la cena para que sea equilibrada, debe estar compuesta de un aporte principal de vegetales y una ración proteica, pudiéndose complementar con la parte del hidrato de carbono.

No es necesario que cenemos poco para adelgazar, hay preparaciones de mucho volumen con poca energía que nos van a saciar y nos van ayudar a perder peso, como por ejemplo las ensaladas completas o los espirales o espaguetis de verduras.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube