1063. Comer en hoteles y apartamentos.

Durante toda esta semana voy a hablaros de cómo mantener los hábitos durante las vacaciones de verano en función de dónde vamos, qué celebramos o dónde nos hospedamos. E iniciamos esta semana hablando de seguir con una alimentación saludable cuando nos hospedamos en hotel, hostal o apartamento.

En ambos casos, vayamos donde vayamos, acosejo hacer una planificación y organizar las comidas. En este sentido, si te vas de hotel/hostal, planifica qué ingestas puedes hacer en el alojamiento y cuáles de ellas harás. Quizá desayuno y comida o desayuno y cena… el caso es que sepas cuáles harás en el hotel y cuáles no.

Para las que hagas en el hotel te aconsejo que, ya con anterioridad, incluso antes de empezar las vacaciones mires y te intereses por el menú. Pidas a la hora de reservar que te manden la carta del restaurante, que te informen de si hay buffet, opciones veganas, etc. Con esto conseguirás poder planificar qué comer cada día y equilibrar toda la semana.
Para las que hagas fuera, te aconsejo que mires los resaturantes que quedan cerca de la zona en la que te vas a mover el día en cuestión y busques un restaurante que ofrezca una carta saludable, con alternativas y opciones sanas en las que no falten las verduras.

Si tienes que improvisar una cena en el hotel, a horas intempestivas en las que ya no haya servicio de cafetería, te recomiendo que compres procesados saludables y sin necesidad de cocinarlos, hagas una combinación en frío que te cree un plato saludable y rápido. Una opción para ello podría ser una ensalada de legumbres con pimientos asados, aceitunas y anchoas, por ejemplo.

En cambio si te vas de apartamento, la cosa es más fácil, no obstante también requiere de una planificación previa. Elabora un menú con previsión de los días en los que cocinarás y los que comerás fuera. Compra en base a ello y déjalo todo organizado. Si eres de los que se va a la playa/montaña hasta las 15h y vuelve sin ganas de cocinar, tira de ensaladas o déjatelo cocinado la noche de antes. Asegúrate de hacer una buena compra para que no te falte ningún ingrediente y así evites la tentación de pedir comida a domicilio o bajar a comer un sandwich.

En cualquier caso, intenta siempre asegurar el 50% de la ingesta con vegetales, que la proteína sea de calidad así como los hidratos (si los tomas), elaborados en cocciones suaves que requieran poco aceite. Como bebida elige siempre agua y como postre, fruta o yogur natural.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube