721. Cómo aumentar la saciedad.

La ingesta energética está determinada por un complejo mecanismo de regulación del hambre y la saciedad. La saciedad es la inhibición de la sensación de hambre y del deseo de seguir comiendo en el periodo transcurrido entre las distintas comidas. Su regulación consta de varias fases y depende de distintos factores, entre ellos el tipo de alimento que se ingiere.

Por eso, si quiere aumentar tu saciedad o «no pasar hambre» puedes introducir alimentos más saciantes en tu dieta, como la patata, los frutos secos, la manzana y naranja, el aguacate, la avena…

Pero además puedes trabajar otros aspectos de tu alimentación para aumentar tu saciedad:

  1. Incluir alimentos de baja densidad energética, aquellos que ocupan mucho volumen pero son bajos en calorías: vegetales, frutas, líquidos…
  2. Incluir alimentos ricos en proteína.
  3. Incluir alimentos ricos en fibra.
  4. Puedes probar a tomar como primer plato una sopa o gazpacho.
  5. Beber un vaso de agua 20-30 minutos antes de comer.
  6. Incluir un vaso de agua durante las comidas. Pero recuerda no tomarla en exceso mientras comes ni después, ya que puede empeorar la digestión. Aún así, un vaso no suele perjudicarlo y puede ayudarte a sentirte más saciado.
  7. Comer despacio. Practica el mindful eating.
  8. Masticar más favorece la saciedas y, a la vez, te ayudará a comer más despacio.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube