Episodio 147. Salud capilar y acné.

¿Hay relación entre el pelo y los alimentos?
Una parte estructural del pelo está compuesta por proteínas, que son un elemento fundamental. A menudo una de las causas de la debilidad y caída del pelo es un incorrecto aporte nutricional.

¿Qué alimentos son buenos para el cabello?
Las frutas y las verduras, en general, son buenísimas por sus vitaminas y sales minerales –sobre todo las verduras de hoja verde, con un alto contenido de vitamina A–, el brócoli, el tomate, los champiñones y las judías verdes, con mucha vitamina B.

El hierro de la carne roja, las espinacas y la verdura son fundamentales para la oxigenación del cuero cabelludo y la pigmentación del cabello. El cobre es básico y lo encontramos en los mariscos , las espinacas y las nueces. Se trata de un componente importante para la síntesis de la melanina del pelo.

El zinc, que se encuentra en carnes y pescados, es imprescindible para el crecimiento del pelo y el azufre, en carnes blancas y en carnes como el hígado, es fundamental para fortalecer el pelo débil y quebradizo.

El aceite de oliva, el chocolate, la salvia y la albahaca desempeñan una función antioxidante gracias a la presencia de polifenoles y, por otro lado, el magnesio -presente en almendras- activa las reacciones enzimáticas importantes para la salud del cabello.

El pescado contiene muchas proteínas y algunas especies son ricas en selenio, últio para combatir los radicales libres. Los piñones, por su parte, mantienen el pelo joven porque contienen resveratrol, proteínas con la función de «apagar» los genes que conllevan un envejecimiento precoz del cabello.

Alimentación y acné
El acné es una patología muy extendida de la piel, en la que el sebo producido por las glándulas sebáceas queda atrapado en el folículo de los poros. La presencia de estos folículos inflamados con sebo se da en diversas partes del cuerpo y con distintas variedades de pápulas, pústulas, puntos blancos-negros o nódulos.

Influencia de los lácteos en el acné:
Han sido un alimento con una relación bastante controvertida, aunque todas las revisiones parecen mostrarlo claramente. Desde que empezó a estudiarse esta relación, se encontró una relación entre el consumo de leche (en especial desnatada) y el acné.
La explicación que daban los autores era que la leche contiene precursores de la testosterona (sustancias que utiliza nuestro cuerpo para sintetizar esta hormona), contribuyendo a la producción de sebo. Además, la fermentación que sufren algunos quesos durante su producción, conlleva la presencia en estos alimentos de más precursores hormonales. También, estudios prospectivos han encontrado esta relación entre acné y consumo de lácteos; de manera que puede entreverse que no son los macronutrientes de la leche en sí (como la grasa), sino los precursores hormonales, los que pueden mediar la producción de sebo, ya que no se encuentra relación entre los nutrientes lácteos, como grasa láctea, vitamina A y el acné.

Hidratos de carbono y acné
La dieta occidentalizada es de alta Carga Glucémica (con una importante presencia en ella de dulces, cereales refinados y azúcares simples). La hipótesis fisiológica se basa en que una dieta así, produciría una cascada hormonal que desencadenaría una producción de sebo en la piel.

Por tanto, el cacao en sí no predispone la aparición de granos, sino ingredientes lácteos que pueda contener o el azúcar añadido.

Lo mismo pasa con la fibra, parecen encontrarse beneficios pero pueden estar producidos por la variación en el índice glucémico, ya que los alimentos ricos en fibra suelen permiten que los hidratos de carbono se absorban más lentamente que como ocurre con los refinados. De esta manera el motivo podría deberse a la reducción del índice glucémico y no a la fibra en sí misma.

Los ácidos grasos omega-3 intervienen en procesos inflamatorios en nuestro organismo. Se especula que un consumo de alimentos ricos en omega-3 podría contribuir a reducir la inflamación y por tanto a la producción de acné. Sin embargo, su relación terapeútica no está muy bien definida y no parece clara todavía.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube