Episodio 192. El «no se qué» de después de cenar.

Es muy común llegar a casa cansado después de un largo y duro día de trabajo, sin ganas de cocinar y apenas de comer. Solo pensamos en sentarnos en el sofá y distraernos con la televisión o con ese libro que tenemos a medias, sin tener que pensar en nada más, solo relajarnos.

Pero a la que llevamos media hora, se nos despierta ese no sé qué que qué sé yo y como que te apetece algo y no sabes qué es, o sí pero es cualquier producto insano. Para que esto no ocurra o para sustituirlo por una opción sana, podemos hacer varias cosas.

La primera, una cena equilibrada y completa con su mayoría de verduras y su aporte proteico y de cereal si se quiere. Si los crudos no los digerimos bien por la noche pues verduras al horno, hervidas, al vapor o simplemente cocinadas. Acompañadas de la parte proteica, que si se quiere esa puede ser un yogur con frutos secos.

Si aún así nos sigue llamando ese no sé qué cuando estamos en el sofá, veamos que opciones saludables tenemos: infusiones con canela o jengibre, leche con cacao puro desgrasado en polvo, chocolate del 70% de cacao o superior, crudités de verduras sazonados, frutas, chips vegetales…

Y si no consigues hacer la sustitución saludable, no te sientas culpable ni tengas remordimientos. Piensa en todos los cambios conseguidos hasta el momento y en lo que llevas ganado. Quizá en otra situación hubieses comido una tableta entera de chocolate en lugar de 2 onzas.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube