Episodio 239. Compensar los excesos.

Tenemos el pensamiento erróneo de compensar aquellos días en que cometemos algún exceso o comemos más o peor de lo que solemos o deberíamos. Pero no existe compensación alguna porque igual que el delgado que come insano está perjudicando su salud, el que hace un exceso también, y ninguna depuración, batido o actividad va a corregirlo.

Para que no haya repercusiones después de un exceso bastará con tener autocontrol y saber adaptarse a la situación. Por ejemplo:
– Si vamos a plato puesto, hacer una selección y buena elección de las opciones propuestas: encurtidos, plancha o marisco son las mejores opciones.
– Si podemos elegir menú o carta, primeros de verduras y segundos plancha con más verdura o fécula.
– Como postre, fruta fresca y sino cualquier postre que tenga como base fruta. Aunque lleve azúcar o nata, el resto también contendrán azúcar y grasas y de este modo al menos comes fruta.
– Si es posible y la reunión es en tu honor, elige un restaurante que sepas que tienen una oferta saludable. Si no conoces la zona, busca por internet y mira la carta antes de decidir el sitio.

Finalmente, si decides hacer una compensación, que sea con licuados y no con zumos, ya que estos, aunque no sean 100% recomendados ni saludables, son mejores que los zumos, ya que contienen la totalidad de la fruta y/o verdura, y por lo tanto su fibra y matriz alimentaria.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube