Episodio 244. BLW con seguridad.

Para practicar el BLW con seguridad, es importante ofrecer los alimentos de una forma en que el bebé pueda manipularlos con facilidad, ya que a los 6 meses (edad en que se inicia el BLW), los niños aún no hacen la pinza (unión del pulgar con el índice). Por ese motivo, cogerán los alimentos abriendo la mano entera para posteriormente cerrarla (prensión palmar).

Así deberá ofrecerse el alimento en una textura blanda pero sin que se desmenuce o rompa, y siempre de modo que, haciendo una ligera presión entre pulgar e índice, el alimento se chafe con facilidad.

Se proporcionará en bastones largos (como un dedo adulto) y amplios (unos 2cm), con una cocción completa y facilitando su agarre, por lo que podemos preparar el alimento con cáscara o piel en el trozo de agarre, y listo para el consumo en la parte superior, tal y como se muestra en la imagen.

A parte de tener conocimiento de la maniobra antiatragantamiento y saber qué alimentos no debes darle, es importante tener presente otras medidas de seguridad:

Debes asegurarte de que el niño esté completamente sentado, en un ángulo de 90 grados, para favorecer el reflejo de extrusión y la correcta ingesta de los alimentos.
Debes vigilar al bebé atentamente durante la práctica y no dejarlo ni un minuto a solas. Es muy importante poder reaccionar al momento y vigilar que los trozos que coge no han quedado demasiado pequeños.
Por supuesto, mantener una higiene adecuada, lavar las manos del niño antes de empezar a comer, y las de la persona que le prepare los alimentos.
Comprobar antes de ofrecerle al pequeño, que los alimentos están bien cocidos y que la temperatura es óptima.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube