Episodio 246. La dieta DASH.

La dieta DASH, Dietary Approaches to Stop Hypertension es la estrategia alimentaria más recomendada al momento de buscar una prevención o reducción de la hipertensión arterial.

Sin embargo, también puede ser de mucha ayuda cuando intentamos adelgazar o enfrentar con éxito el tratamiento de un síndrome metabólico donde coexisten obesidad, hipertensión, diabetes y quizá, otras patologías.

Sea cual sea el objetivo que perseguimos con su implementación, es fundamental saber con exactitud en qué consiste la dieta DASH:

– Posee niveles elevados de fibra, potasio, calcio y magnesio por lo que en ella se deben incluir regularmente y en cantidades adecuadas granos enteros, frutas y verduras que son la base de la dieta DASH.

– Es baja en sodio y azúcares refinados como señalan científicos de Reino Unido, debido en parte a la gran variedad de alimentos frescos que incluye la misma y a que propone evitar los alimentos procesados ricos en estos nutrientes.

– Ofrece fitoquímicos con efecto antioxidante en elevadas proporciones, sobre todo flavonoides, carotenos de todo tipo y fitoesteroles que derivan de los alimentos de origen vegetal y de las legumbres, semillas y frutos secos también.

– Es baja en grasas saturadas y colesterol debido a que incorpora pescado y carne de ave magra como principal fuente de proteínas, así como lácteos desnatados y en menor medida carnes rojas magras. Además, casi no ofrece grasas trans debido a que incorpora productos frescos y evita los procesados.

Éstas son las características básicas que describen la dieta DASH: una alimentación rica en cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, con lácteos desnatados y carnes magras, sobre todo de pescado y ave.

Personalmente, cambiaría el último punto y no hablaría tanto de grasas saturadas y colesterol sino de alimentos, ya que las grasas de las carnes y lácteos, aunque saturadas, son saludables.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube