Episodio 272. ¿Quieres que tu hijo coma bien?

Si nuestro entorno es obesogénico, el de los niños más. En los supermercados hay productos insanos al alcance de sus manos reforzados con personajes conocidos para ellos. Muchos los venden como sanos y necesarios y muchos otros con regalos y obsequios.
La falta de tiempo y preocupación para que coman, nos conduce a ofrecer alimentos que sabemos no le hacen ningún bien.  Y llega un día en que nos damos cuenta de que queremos cambiarlo. ¿Cómo lo hacemos?

– Da ejemplo. La mejor manera de enseñar a comer, es comiendo.
– No hagas comida especial para ellos
– Prepararles el alimento de diferentes formas.
– Aprovecha “la ventana del hambre” para coman sano.
– Ofrece alimentos nuevos con seguridad, es normal que lo rechace. Combínalo con alimentos que SÍ le gusten.
– Pon cantidades pequeñas, de esta forma si se queda con hambre, repetirá y respeta su apetito. Hay niños que comen más que otros. No los fuerces ni obligues.
– Reeduca su paladar. Hacer un cambio brusco de alimentación suele tener poco éxito. Disminuye poco a poco hasta lograr modificar el consumo excesivo de azúcar.
– En tu despensa cambia los cereales refinados por integrales.
– Mantén los ultraprocesados a raya, si compras un producto insano se lo comerán.
– Hazlo ayudante en la cocina. Cocinar les apasiona y favorece que coman.
– Ten paciencia y no desistas, el cambio no sucede de la noche a la mañana, educar los buenos hábitos es una tarea diaria. Constancia y paciencia.

Los básicos que debes tener:
Fruta entera • Verdura cortada en bastoncitos • Fruta congelada para helados exprés • Frutos secos a la vista • Chocolate negro por lo menos al 70%. • Cacao en polvo • Palitos integrales • Aceitunas • Huevos cocidos • hummus, • Yogur natural para combinar • Leche – Cereales sin azúcar – Avena.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube