Episodio 276. ¿Riesgo cero consumir leche cruda?

La polémica generada en torno a la leche cruda y la principal preocupación ¿pone en riesgo nuestra salud? Lo cierto es que sí.

Primero de todo diferenciemos las leches:

La leche cruda es leche que no ha sido sometida a ningún tratamiento térmico. Es la leche que proviene directamente de la vaca y aun suponiendo que el consumidor la hierva el tiempo recomendado no se puede garantizar al 100% que desaparezca el riesgo de contaminación.

La leche pasteurizada, también conocida como leche fresca, se trata para tener una vida útil de varios días. Se calienta a 72ºC durante 15-20 segundos y se enfría rápidamente a 4ºC.

La leche uperizada o UHT, la esterilización se produce al calentarla a 150ºC durante uno o dos segundos.

La leche cruda es un producto que hay que conservar en frío, pero no a cualquier temperatura sino entre 1 y 4ºC y da la casualidad de que muchos de nuestros refrigeradores mantienen la temperatura entre 4 y 8ºC.

La bacteria que más preocupa a los especialistas españoles es la Brucella, responsable del desarrollo de brucelosis o fiebre de Malta. Su tratamiento es muy largo, con antibióticos menos habituales, y además puede ser mortal por una complicación. Al afectar a los pulmones y el sistema nervioso central puede provocar una neumonía o una meningitis.

Desde el punto de vista nutricional no tiene prácticamente ninguna ventaja ya que hay algunas vitaminas que son sensibles a las altas temperaturas y que pueden disminuir pero no son las principales de la leche.

Mi recomendación es clara: no consumas leche cruda.La polémica generada en torno a la leche cruda y la principal preocupación ¿pone en riesgo nuestra salud? Lo cierto es que sí.

 

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube