Episodio 290. Me voy de tapas.

Irse de vacaciones es algo que nos preocupa y agobia en referencia a nuestra dieta ya que pensamos que no es momento para seguir unos buenos hábitos sino para disfrutar. Y una cosa no es incompatible con la otra, por ello quiero explicaros que es lo que yo hago en vacaciones para disfrutar a la vez que me cuido.

Este año veranearé en Andalucía, donde es muy común el «caña-tapa» y no por ello voy a dejar de salir. ¿La solución?

– Bebidas: podría pedir una cerveza, pero tras beberme una, pasaré a la sin o al agua con gas o simplemente al agua. No es necesario beberse 10 porque el resto de familia o amigos lo hagan.
– Comida, tapas. Si bien es cierto que muchas tapas son poco saludables porque son fritos y rebozados, hay muchas otras que si lo son. Mis preferidas: el salpicón de marisco, la ensalada de patata, las gambas saladas, la sepia a la plancha o el lomo con pimiento.
– Otra estrategia es evitar el pan. Cuando comemos de restaurante siempre tenemos el cestillo del pan en la mesa y el error más grave es picar de el.
– Finalmente y como último recurso es ir bebiendo más lento que el resto. En lo que el resto se toma 2 o 3 cañas, tu puedes tomarte una solo.

Así que es posible cuidarse y disfrutar solo hay que saber moderarse y elegir bien.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube