Episodio 320. Guía de yogures sanos

La semana pasada podíamos leer en todos los medios de comunicación titulares como «Casi todos los yogures tienen azúcar de más» o «La mayoría de yogures contienen demasiado azúcar». En ellos se explicaba que apenas el 10% son bajos en azúcares, porcentaje que se reduce al 2% en los productos destinados a los niños, según un estudio británico. Y es que un estudio con casi 900 yogures y asimilados muestra que la inmensa mayoría están extremadamente azucarados. Apenas el 9% de ellos son bajos en azúcares, porcentaje aún menor en los destinados a los niños y los que llevan la etiqueta de orgánico. El análisis se ha realizado en Reino Unido, y muestra que también los productos con imagen de saludables tienen su lado oscuro.

Guía de yogures sanos

Para que escojas con criterio y no dudes de si tu elección es sana, te explico cuáles son los verdaderamente saludables: guia de yogures sanos El top del yogur sano: Los naturales. Ingredientes: Leche fresca (sin desnatar) y fermentos lácticos. Puede llevar a veces algo de leche en polvo. También son recomendables los naturales al estilo griego (llevan nata añadida). La grasa láctea contiene vitaminas liposolubles, tiene cierto efecto saciante y el consumo de lácteos fermentados enteros no se han relacionado con el aumento de peso, al contrario. Si garantiza el bienestar animal con leche de vacas de pasto o ganadería ecológica, pues mayor calidad. La proteína de la leche de cabra es más “tolerable” en algunas personas que la leche de vaca. También se incluyen:
  • Naturales Bífidus: también son recomendables, pero que sea “Bífidus” no lo hace mejor que uno natural y, además, a veces es más caro.
  • Desnatados: la grasa láctea no es mala y tampoco han demostrado que engorden menos. Así que no son de los mejores, aunque lo importante es que no lleven azúcar añadido. Para intolerantes a la lactosa los hay sin lactosa.
  • Veganos: no aportan el mismo beneficio para la salud que un yogur real. Es difícil encontrar uno que no esté ultraprocesado. Los Alpro llevan azúcar añadido pero en poca cantidad.
  • Kéfir: A la espera de que salgan nuevos estudios, se presenta como un potente probiótico (este sí mejora nuestras bacterias intestinales).
  • Skyr: producto lácteo típico de Islandia bajo en grasa y más rico en proteínas. Interesante para nutrición deportiva. Su sabor tira más al queso batido o queso quark.
  • Naturales edulcorados: suelen ser sin grasa y llevan edulcorantes añadidos. Los recomiendo en aquellos que quieran mejorar su alimentación, pero que todavía no se han acostumbrado al sabor real del yogur natural.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube