Episodio 335. Aguas.

Son muchas las dudas sobre el agua, así que en este podcast voy a hablaros de todas ellas y de qué hay de cierto en todo lo que dicen.

La denominación concreta del agua es agua mineral, lo que significa que el agua tiene minerales. De ahí que podamos clasificar las aguas en «de mineralización débil» o no. Por lo tanto eso de «mineralización débil» no es más que, que tiene pocos minerales. ¿Y quién filtra los minerales? El riñón. Así que si no tienes problemas renales, no es estrictamente necesario que tomes un agua de mineralización débil. En las etiquetas de las aguas minerales también podemos leer el residuo seco (que indica eso, la cantidad de minerales que existen en el agua), cuanto mayor sea, mayor trabajo de filtración también.

Y si no, tenemos el agua del grifo. ¿Es sana? Sí. ¿Podemos consumirla a diario? También. Solo que depende de la zona geográfica que vivas, tiene un sabor realmente desagradable. Pero si tienes la suerte de que sepa bien, adelante!

Otro cuestión sobre las aguas son las jarras de filtrado. Estas jarras -negocio del año- no sirven de mucho ya que lo que quitas del agua puedes tomarlo con un exceso de una cuñita de queso. A pesar de ello, sí es cierto que cambian el sabor del agua (ya que este va marcado por la mineralización del agua). Así que si la usas por salud, no lo hagas. Si la usas por cambiar el sabor del agua y beber del grifo, adelante.

No podía dejarme a las aguas saborizadas, aunque a mi me gusta llamarlas aguas azucaradas. Si quieres un agua saborizada, hazla tú mismo en casa con especias y frutas.

Y finalmente, el agua con gas. Que para mí es un recurso de 10 para dejar los refrescos y además de sana está aceptada socialmente, porque por ejemplo te la sirven con hielo y limón.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube