Episodio 363. Por qué los fritos son sanos.

Si nos dicen «dieta» seguro que nos viene a la cabeza una ensalada y un filete a la plancha. Pero estar a dieta, o como a mi me gusta llamarlo, comer sano y cambiar de hábitos para conseguir un objetivo (pérdida de peso en este caso) no significa tener que comer lechuga y zanahorias como si fuéramos conejos.

Dentro de una dieta saludable se incluyen los fritos, siempre y cuando estén hechos con materias primas de calidad: harinas integrales, AOVE… Evidentemente un frito comercial o de la calle con harina refinada y aceites refinados reutilizados no son lo más saludable. De igual modo que tampoco deben comerse a diario pero ¿por qué no comernos un plato sabroso y a la vez disfrutar de los alimentos cocinados más allá de la plancha?

Igual pasa con los guisos, potajes y estofados. Si estos están hechos con verduras y carnes magras o legumbres, no veo por qué no incluirlo en nuestro menú de pérdida de peso.

Y tu, ¿qué opinas?

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube