Episodio 389. ¿Por qué deberías comer de tupper?

Son muchos los que a diario improvisan sus comidas y acaban malcomiendo o simplemente no comen. Una solución a todo ello es llevarse un tupper. Y lo cierto es que no es nada complicado, simplemente debemos saber cómo hacerlo.

De igual modo que ocurre con la alimentación en casa, el tupper perfecto se basa en respetar el método del plato. Si no practicas el batch cooking, debes tener unos básicos de despensa en casa.

Básicos de despensa para un tupper SOS:
Verduras frescas o listas para el consumo como las bolsas de ensaladas o las verduras que vienen picadas y congeladas.
Conservas en lata. Atún, caballa, espárragos, berberechos, pimientos. Se conservan muy bien y pueden ser un complemento de las ensaladas.
Conservas de legumbres (lentejas, garbanzos, alubias).
Quesos frescos (Burgos, mató, requesón) y proteínas vegetales (tofu, tempeh, soja texturizada…). Son un complemento sabroso para algunas ensaladas o menestras.
Huevos. Son fáciles de preparar y consumir (duros, revueltos, en tortilla…).
Pescado congelado.
Cereales (arroz, pasta, cuscús, trigo…) mejor si son integrales. Se pueden consumir fríos o calientes y conforman la base de muchos platos.
Carnes magras (pollo, pavo, conejo). Mejor comprarlos limpios y en filetes. Su conservación y preparación es más cómoda.
Fruta y yogures. Son una buena opción para el postre o entre horas. Fáciles de transportar y consumir y saludables. También te pueden servir como snack.

Si practicas el batch cooking basta con tener una planificación del menú semanal y organizarte bien para poder cocinar en el fin de semana, teniendo a punto todos los ingredientes y aplicar el modo multitarea para ahorrar tiempo.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube