Episodio 415. Barreras en los niños para comer sano.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Florida, basado en 171 niños o adolescentes con sobrepeso u obesidad y sus padres o tutores legales, concluyó que las barreras más co-munes identificadas por niños y adolescentes son:
– La falta de motivación para comer saludablemente.
– Los factores sociales.
– El sabor de los alimentos.
– La disponibilidad de los alimentos.

Estas conclusiones se extrajeron mediante un cuestionario con diecisiete ítems diseñado para evaluar las barreras que impiden a niños y adolescentes comer alimentos nutritivos o saludables. Los participantes valoraron hasta dónde estaban de acuerdo o no con los puntos del cuestionario usando una escala de cinco grados, en la que el 0 significaba «totalmente en desacuerdo» y el 5, «totalmente de acuerdo». Los ítems del cuestionario fueron redactados tras consultar a dietistas, psicólogos pediátricos y estudiantes de un posgrado de psicología de la salud infantil con experiencia en temas de salud dietética. Puedes responder tú también el cuestionario, y además pedirles a tus hijos que lo hagan.

1.  En la escuela no hay disponibles opciones de alimentos saludables.
2.  En casa no hay disponibles opciones de alimentos saludables.
3.  Los alimentos saludables son demasiado caros en la tienda, la cafetería o el restaurante.
4.  No sé qué alimentos saludables son los que debería comer.
5.  No sé cocinar / hornear / preparar alimentos saludables.
6.  Nadie más en mi familia come alimentos saludables.
7.  Mis amigos no comen alimentos saludables.
8.  Nadie me anima a comer alimentos saludables.
9. Comer alimentos saludables no es guay.
10.  Los adultos se meten en cómo debo comer alimentos sanos.
11.  No me importa comer alimentos saludables.
12.  No tengo tiempo para preocuparme acerca de si comer alimentos sanos o insanos.
13.  Los alimentos saludables no me llenan.
14.  No disfruto el sabor de las frutas.
15.  No disfruto el sabor de los alimentos saludables.
16.  Solo disfruto del sabor de los alimentos poco saludables.
17.  Los alimentos saludables no se ven bien.

En sus conclusiones, los investigadores agruparon los diecisiete ítems en dos grandes bloques:
– El del factor de «acceso», donde incluyeron los ítems relacionados con la disponibilidad, el conocimiento y el apoyo que mejoran el acceso a los alimentos saludables.
– El del factor «deseo», que se compone de los ítems relacionados con el interés en comer alimentos sanos, así como el gusto percibido y la apariencia de los alimentos.

Es decir, que por un lado los niños se encuentran con barreras que tienen que ver con la posibilidad de acceder a los alimentos, y por el otro, con barreras que tienen que ver con la apetencia o el deseo de consumir los alimentos saludables. En estos dos grandes grupos, se analizó cuál era la influencia del apoyo social, concluyendo que este puede facilitar un mejor acceso a alimentos saludables aumentando su disponibilidad en el hogar, la escuela y los eventos sociales, así como facilitando el conocimiento sobre los mismos y las recomendaciones acerca de su con-sumo. Por otro lado, el apoyo social puede tener un impacto tanto positivo como negativo en el deseo del niño o adolescente de comer alimentos saludables. Por ejemplo, un niño con un apoyo social significativo puede percibir que sus amigos o hermanos piensan que es «guay» comer fruta y por lo tanto estar más inclinado a comer fruta en el futuro. En cambio, si estos mismos amigos o hermanos no piensan así, el niño puede estar menos inclinado a comer fruta en el futuro.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube