Episodio 440. Las grasas en la pérdida de peso.

Es importante tomar grasas con la dieta, aun cuando intentamos perder peso porque:
– Son parte de las membranas celulares y de las hormonas; por lo tanto, las necesitamos para el mantenimiento estructural y el funcionamiento de todo el cuerpo.
– Participan en la coagulación sanguínea y la presión arterial.
– Ayudan a absorber vitaminas liposolubles (tanto alimentarias como en suplemento.
– Son una fuente de energía.
– Ayudan a equilibrar el calor corporal; por eso las personas delgadas suelen tener siempre más frío.
– La grasa sacia la gana y la ansiedad.

Las fuentes de grasa de nuestra dieta deberían ser el AOVE (y aceites vírgenes extra), los frutos secos, las semillas, los pescados azules, los lácteos, mantequilla, aguacate y coco.

¿Cómo podemos saber la grasa que tenemos y dónde tenemos más?
– Con una antropometría (las medidas con plicómetro que efectúan ciertos dietistas)
– Midiendo y calculando:
* el índice cintura-cadera (grasa abdominal o visceral)
* el índice de adiposidad corporal: grasa corporal = circunferencia de cadera / (altura x raíz cuadrada de altura) – 18. En mujeres debería estar entre 14 y 25; y en hombres entre 9 y 19.

Con las básculas de bioimpedancia que están tanto de moda. Estas se supone que funcionan gracias a las propiedades eléctricas del cuerpo; es decir, como el cuerpo está formado sobre todo por agua, y el agua es conductora de la corriente eléctrica, la báscula hace pasar una mínima corriente de un pie o mano a la otra y, cuando vuelve, recoge qué proporción de agua tiene el cuerpo; así puede saber la proporción que queda en la grasa. Ojo, porque hay básculas que no lo hacen así; sino que simplemente hacen un algoritmo basándose en peso, altura, edad, constitución y tipo de ejercicio que practicamos para calcular las proporciones.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube