739. Equivalencia de alimentos.

¿Esto puedo?¿Puedo comer boniato? ¿El dátil se puede? Estas son preguntas muy frecuentes entre mis pacientes y resulta que la respuesta es muy sencilla: puedes TODO, lo único que debes intentar respetar para tu dieta es seguir el método del plato de Harvard (comiendo cualquier cosa que pudieras encontrar en el) y la cantidad deberá ser regulada y personalizada.

La parte de cereales integrales (que incluye el arroz, la pasta, el pan…) es prescindible, es decir que si no vamos a realizar grandes esfuerzos, no tenemos apetito o ganas de cocinar, sería la parte que podríamos suprimir. En cambio las verduras y proteínas no pueden faltar ni en comida ni en cena.

Fuera de las comidas principales, es decir en el desayuno, media mañana y merienda, podemos comer cualquier alimento de los que aparecen en el plato: frutos secos, frutas, bocadillos integrales, legumbres, verduras…

Como a veces es difícil seguir estrictamente lo que marca un menú, tenemos opciones de intercambio, para saber por qué alimento sustituir cuál otro. De este manera, podemos intercambiar los alimentos según el grupo al que pertenezcan:

El grupo de cereales integrales incluye todos los cereales: arroz, pasta, cuscús, trigo sarraceno, quinoa, mijo, bulgur… y también los tubérculos: patata, boniato, yuca… y el pan. Siempre preferiblemente integral.

El grupo de proteínas incluye carne, pescado, huevos, lácteos, legumbres y derivados (tofu, tempeh, seitán…), frutos secos y semillas. La quinoa también podría contar como proteína, ya que en realidad es un pseudocereal.

El grupo de verduras, frutas y hortalizas incluye cualquier verdura, fruta y hortaliza.

Otra forma de intercambio sería más por cuestiones organolépticas, como qué uso si me he quedado con cebolla, o qué puedo poner para acompañar un pescado azul si no tengo limón.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube