1160. Galletas COOKIENSS.

Según la definición de galleta que da la RAE, una galleta es una “Pasta compuesta de harina, azúcar y a veces huevo, manteca o confituras diversas, que, dividida en trozos pequeños y moldeados o modelados en forma varia, se cuece al horno.” Sin embargo, gastamos nuestra energía -casi a diario- en encontrar la galleta saludable. Tanto es así que habitualmente me preguntan: “María, ¿esta galleta es saludable?”, y sinceramente, creo que por muy sana que fuera, que nunca lo son, el problema no es la galleta en sí, sino el consumo que queremos hacer de ella. Pero dejaré la reflexión para el final.
Quería aprovechar esta ocasión para analizar las últimas galletas “sanas” por las que me han preguntado: las cookiness de cuétara. Para ello he ido a su web (https://shop.cookienss.com/) y he analizado el listado de ingredientes, tanto de una como de la otra:

Tostarica COOKIENSS: Harina de TRIGO (80%), aceite de girasol alto oleico (16%), fibras vegetales 13%, emulgente (lecitina), sal, gasificantes (carbonatos de amonio y de sodio, fosfatos de calcio), colorante: antocianinas (contiene SULFITOS), aromas (contiene LECHE), vitaminas (A, D, tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), B6), sales minerales (hierro elemental y carbonato de calcio), agente de tratamiento de la harina (METABISULFITO sódico).

Dinosaurus COOKIENSS: Cereales 71% (harina de trigo, harina de centeno, almidón de trigo, salvado de trigo), aceite de girasol alto oleico 17%, fibras vegetales 16%, sal, gasificantes (carbonatos de amonio y de sodio), huevo en polvo, aromas, vitaminas (contiene trigo): (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B12). Puede contener leche, soja.

Casi podemos hacer el mismo análisis de las dos ya que prácticamente están compuestas de los mismos ingredientes. Si hacemos memoria y recordamos los tres pasos básicos para el análisis del etiquetado podemos ver que:
1.- Su número de ingredientes indica la probabilidad de que no sea saludable.
2.- La dificultad de la comprensión de algunos de sus ingredientes indica la probabilidad de que no sea saludable.
3.- El primer ingrediente y por lo tanto el más abundante es una harina refinada, luego un ingrediente insano y proinflamatorio.

En conclusión, no, no son unas galletas saludables. Y aunque solo he probado una de ellas, tengo que decir que no están nada buenas, tienes la sensación de estar comiendo corcho.

Para acabar, como tengo costumbre de hacer, quiero dejaros una reflexión. Una galleta es lo que es, se ponga quien se ponga y lo miremos como lo miremos. Y su consumo recomendado también es el que es: cuanto menos mejor. Por este motivo tenemos que dejar de buscar la galleta sana para comerla a diario, aceptar que una galleta es lo que es y que de comerla, debemos hacerlo cuanto menos mejor, pero eso sí, la que queramos, la que más nos guste, aunque sea triple chocolate. No se trata solo de la galleta, sino de la relación que tienes con ella, de por qué y para qué la comes y de la dependencia que tienes de ella.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube