Episodio 222. La rapidez de los cambios.

Cuando estamos en tratamiento por pérdida de peso nos obsesionamos con el peso. Queremos bajar más y más y todo es por culpa de las dietas milagro. Queremos ver una pérdida exagerada de peso en poco tiempo y si no la vemos nos enfadamos, frustramos y puede que incluso abandonemos el tratamiento. Pero debes saber que la pérdida saludable y estimada es únicamente entre medio kilo y kilo por semana, cuando es mayor (a excepción de las primeras semanas) no es una buena pérdida y probablemente sufras efecto rebote.

No obstante si no peridieras ni ese 0,5-1kg deberías plantearte:
– ¿Estoy siguiendo el plan adecuadamente?: no tengo excusas diarias para comer ultraprocesados, no pienso que «por un trozo o por un día no pasa nada», …
– ¿Estás siendo activo/a? Te mueves, caminas, subes y bajas las escaleras, sales a caminar, vas al gimnasio…
– ¿Haces los seguimientos quincenales? Acudir al dietista nutricionista cada 15 días es clave para tener una buena evolución y adherencia.
– ¿Te controlas en el fin de semana? Seguir el plan solo durante la semana no te servirá de nada, si en el fin de semana comes mal, bebes alcohol, no te mueves…

En lugar de fijarte en el peso, deberías tener en cuenta: volumen, cambio de hábitos, energía, vitalidad, humor, piel… si ves mejoras en todo eso y en tu salud en general, ¡olvídate del peso, es solo un número!

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube