813. Pequeños cambios, más frutas y verduras.

Empezamos nueva semana temática. En esta ocasión hablamos de pequeños cambios que podemos introducir de forma fácil y sencilla en nuestro día a día y que nos reportará grandes beneficios.

Para empezar, algo sencillo que quizá muchos piensen que ya lo hacen, pero que no siempre es así. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es analizar si necesitamos o no introducir este cambio en nuestra rutina. Para ello, puedes anotar durante tres, cinco o siete días lo que has comido para posteriormente analizar cuántas verduras y frutas hay. Para que no sea necesario introducir este cambio deberías obtener un mínimo de dos raciones de verduras al día -siendo una ración 150-200 gramos- y tres de fruta -siendo una ración entorno a 200gramos-. Si no es así, debes trabajar para llegar a ese mínimo. Cuanto más cerca estés al inicio, menos trabajo tendrás que hacer.

Y para practicar dicho cambio te propongo algunas recomendaciones:
– Añade un primero de verduras cada día. Algo cómodo como un bol de gazpacho o una ensalada.
– Siempre que puedas, usa verduras como guarnición de tus segundos platos.
– Abre el abanico en la forma en que comes las verduras y piensa que hay más maneras de comerlas más allá de hervidas o al vapor.
– Entre horas, opta por frutas o crudités.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube