Episodio 510. ¿Por qué nos atiborramos a dulces cuando estamos tristes?

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué cuando estás triste, aburrido o enfadadao tu cuerpo te pide azúcar, dulces o productos insanos. Esto tiene una respuesta científica, y déjame decirte que no eres el/la único/a a quien le pasa.

El perfil más común es del de la superwoman, pero puede (y le pasa) a cualquiera que viva bajo un foco de estrés o ansiedad constante. Y el motivo es sencillo: «Las ingestas impulsivas nos llevan siempre hacia alimentos muy palatables, normalmente con mucho azúcar porque tiene una respuesta a nivel físico y psicológico, el azúcar es igual de adictiva que muchos tipos de droga». «A esto se une, «la asociación fisiológica, que es que desde muy pequeños, incluso desde el vientre de la madre, hemos enseñando a nuestro cerebro que los premios, los consuelos y las recompensa son dulces».

Así que como ves no es culpa tuya, sino de nuestra sociedad y educación. Eso sí, aunque ahora a ti te cueste un trabajo corregirlo puedes evitárselo a tus hijos, no premiándolos, recompensándolos o calmarlos con chocolate, chucherías o dulces.

Artículo entero en: elmundo.es/vida-sana/bienestar

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube