678. SIBO.

Nuestra microbiota tiene un papel remarcable en nuestra salud ya que influye no únicamente en el tránsito intestinal sino que se relaciona con el sistema inmune, endocrino, urinario, etc. incluso puede estar implicada en el desarrollo de cáncer.
Por distintos factores nuestra microbiota puede sufrir alteraciones que afecten a su diversidad y/o a la cantidad de microorganismos que la forman iniciándose un proceso patológico denominado sobrecrecimiento bacteriano o SIBO. Hasta un 35% de la población general puede padecer sobrecrecimiento bacteriano, pudiendo aumentar la prevalencia hasta el 80-90% en pacientes con Síndrome del Intestino Irritable o con Síndrome de la Fatiga Crónica.

Se considera sobrecrecimiento bacteriano, conocido como SIBO, por sus siglas en inglés small intestine bacterial overgrowth, al exceso de bacterias en el intestino delgado proximal.
Esta patología cursa con una amplia sintamatología, ya que se producen varios síntomas por alteraciones intestinales derivadas del acúmulo de gas, derivadas de la producción de metabolitos tóxicos (endotoxinas, compuestos bacterianos, etc.), derivadas de no atender y no tratar los síntomas anteriores durante largo tiempo…

El tratamiento ataca a 3 aspectos: farmacológico: con antibióticos; dietético: con la dieta baja en FODMAP’s y emocional o de descanso: con la gestión del estrés.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube