1121. Sopas y caldos.

Ha llegado el frío y con el las ganas de platos calientes, como las sopas y los caldos. Estas preparaciones son algo laboriosa y por ello muchas veces recurrimos a los caldos del supermercado. Veamos qué tipo de caldo y sopas podemos encontrar en el supermercado. Empezamos por los caldos concentrados en pastillas, tipo avecrem que se pueden utilizar para hacer sopas, o como decía Carlos Almiñano, para enriquecer nuestros platos. Yo os aconsejo que no enriquezcáis vuestros platos, es mejor cocer antes que utilizar estas pastillas. Éstos preparados están compuestos por sal, potenciadores del sabor y muchos aditivos así qué son un producto poco recomendable que deberemos consumir de forma esporádica.

También encontramos sopas en sobres, en este caso suelen ser sopas con bajos porcentajes de verduras y altos porcentajes de almidones películas o patatas así que de nuevo estamos frente a un producto poco saludable. Pero no desesperarse, sí que hay un tipo de sopa y caldo saludable en el supermercado. Se trata de los cambios Enric con los líquidos. Éstos caldos puede que contengan demasiada sal, así que deberemos mirar que el contenido en sal sea inferior a 1 g por 100 g de producto. Si nos fijamos bien, encontraremos diferentes precios de estos cambios, esto es debido al porcentaje de verduras de cada uno de ellos. Los caldos más baratos tienen más agua y menos verduras, y los caldos más caros tienen la misma agua pero con mayor porcentaje de verdura.
En cualquier caso como siempre, no habrá mejor opción que el caldo que hagamos en casa, ahí sabremos qué cantidades añadimos, la calidad de aceite, la cantidad de verduras y la combinación de las mismas. Sea cual sea la elección esto nunca contará como una ración de verduras, puesto que tan solo estamos ingiriendo el agua en la que sean hervidas pero no estamos comiéndonos la verdura. Así que, si queremos convertir esto en una ración de verduras, deberemos añadir unas verduras a esta preparación: hervidas, congeladas, liofilizadas…
Si además queremos convertirlo en platónico, beberemos añadir la parte proteica, que puede ser un huevo hervido una pechuga de pollo picada o un poquito de jamón

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube