10 cambios para tener una vida saludable

Siempre nos estamos preocupando por nuestra salud, nuestro cuerpo y nuestra imagen. Hoy os traigo diez sencillos cambios que harán que te encuentres mejor y te sientas pleno.

  1. LOS MILAGROS NO EXISTEN

    Deja de buscar dietas milagrosas que te prometen perder 20kg en 2 días, o productos estrella que al tomarlos harán de tu cuerpo el de una top model, porque déjame decirte que eso NO EXISTE. Si quieres un milagro, créalo tu. Cambia tus hábitos y verás resultados reales.

  2. DESCANSA 7 HORAS.

    El descanso es fundamental. Intenta dormir un mínimo de 7 horas, de ese modo el cuerpo descansa, las células se regeneran y la piel mejora. Estarás de mejor humor y podrás afrontar el día sin ganas de tirar tus esfuerzos con ese bollo de chocolate que te llama desde la vitrina de la pastelería por la que pasas cada día para ir a trabajar.

  1. COME MÁS FRUTAS Y VERDURAS.

    Parece una tontería pero es importantísimo. Incrementa la cantidad de frutas y verduras que comes al día y veras como te sientes mejor. Sustituye esos desayunos y meriendas llenos de bollería y galletas y empieza a refrescar tus snacks. Las verduras son ideales para acompañar cualquier plato. Varia la forma de cocinarlas y ponle color a tus platos

  1. EL AZÚCAR NO ES TU AMIGO.

    El azúcar es ese monstruo que nos persigue y atormenta todo el día, está en todos lados, en la salsa de tomate, en la bebida, en los dulces, en las galletas, en los zumos… casi es imposible comer algo sin azúcar…pero espera, que? Ah si! Fruta y verdura, ese azúcar natural no perjudicial para la salud ya que va acompañado de fibra y otra vitaminas. Retira los dulces de tu vida, no te ayudan en nada!

  1. HAZ EJERCICIO.

    Hay infinitas formas de hacer ejercicio, no solo saliendo a correr o yendo al gimnasio. Prueba a practicarlo haciendo aquello que mas te gusta, pasear en la naturaleza, bailar, esquiar, patinar…

  1. ENTRE HORAS, ELIGE SALUDABLE.

    Si entre ingesta e ingesta te pica el gusanillo… mátalo con una fruta o verdura. Es la opción más sana y más saciante.

  1. FRUTOS SECOS Y LEGUMBRES HÉCHALES UNA MANO.

    Dale una oportunidad a los frutos secos y las legumbres, alimentos que se han tachado como malos o que engordan y que está demostrado que no es así. Prueba a introducirlos en tus ensaladas y platos principales o como snack entre horas.

  1. BIENVENIDOS INTEGRALES.

    Cambia todos los cereales que consumes por integrales, desde la pasta y el arroz hasta los cereales que tomas en el desayuno incluso el pan. Consumiendo integrales aumentarás tu consumo de fibra que te ayudará a reducir los niveles de colesterol, aumentar el poder saciante, reducir la probabilidad de cáncer de colon y regular tu tránsito intestinal entre otros.

  1. CUANDO UNO TIENE SED, AGUA.

    Es la mejor manera de hidratarse, con agua. Es la bebida por excelencia que debemos consumir ya que es acalórica y nos quita realmente la sed. Dile adiós a todas esas bebidas azucaradas, light, alcohólicas o energéticas.

  1. PONLE COLOR A TU VIDA.

    Intenta que tus platos tengan el mayor número de colores diversos, es una manera fácil de asegurar un plato rico nutricionalmente. Cuanto más color, más nutritivo, y apetecible!

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube