Introducción al baby led weaning, BLW

Baby Led Weaning

Baby led weaning podría traducirse como «aprender a comer solo» o «alimentación complementaria dirigida por el bebé». Es una tendencia muy común y más en estos últimos años para introducir la alimentación complementaria en los bebés de a partir de 6 meses. Recordemos que la OMS y el UNICEF recomiendan:

  • inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida;
  • lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida;
  • introducción de alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados a partir de los seis meses, continuando la lactancia materna hasta los dos años o más.

Cuando empezar

Bebé en su cumpleaños

Existen varios factores a tener en cuenta para poder practicar el Baby Led Weaning con tu pequeño, además de la edad.

  • La edad mínima de 6 meses, como ya hemos dicho
  • Capacidad de mantenerse sentado o mejor aún, de llegar a esa posición sin ayuda (o con muy poca).
  • Pérdida del reflejo de extrusión, que hace que su lengua empuje de manera sistemática cualquier cosa que entre en su boca. Este resulta un requisito bastante evidente, puesto que intentar alimentar a un bebé que lo escupe todo por inercia parece propio de una “misión imposible”.

Si además muestra interés por la comida y tiene ya la habilidad de coger objetos y llevárselos a la boca probablemente esté preparado, aunque la mejor y definitiva manera de comprobarlo es ofreciéndole la oportunidad de hacerlo.

Cómo practicarlo

Lo primero es tener presente que la lactancia materna o artificial será su principal fuente de alimento, no debe interrumpirse nunca ni sustituirse por la alimentación complementaria.

  • Asegúrate de que el bebé está bien sentado y erguido.
  • Empieza con alimentos fáciles de gestionar: los trozos que le ofrezcamos deben ser sencillos de coger, adaptados a sus manos y no resbaladizos. Así además evitaremos su frustración.
  • Ofrece variedad, siempre dentro de una oferta saludable. Ofreciéndole distintos grupos de alimentos, estamos dando la oportunidad al niño de escoger, de comer lo que le apetezca y muy probablemente lo que su organismo realmente necesita.
  • Explícale el método a sus cuidadores. Si por cuestiones laborales y/o económicas dejas a tu bebé con algún cuidador o familiar, explícales bien el método para que sepan como gestionarlo. Deberías también mostrarles algún vídeo de primeros auxilios por si ocurriera un accidente, supieran cómo reaccionar.
  • No le des alimentación complementaria cuando pide pecho o leche.
  • No metas o saques comida de su boca. Debe ser el quien decida qué, cuánto y cómo come. Por otro lado intentar sacarle comida de la boca puede que empuje el trozo de alimento hacia atrás y haya riesgo de atragantamiento.
  • No le presiones para que coma más. Se trata de que ellos mismos se autorregulen.
  • Nunca lo dejes solo mientras come. Siempre debe haber la supervisión de un adulto por si hay algún accidente.

Ventajas del BLW

Bebé comiendo solo (Baby Led Weaning)

  • Integración familiar. El bebé come junto a la familia, lo que implica mayor variedad de alimentos y más integración.
  • Favorece las habilidades motoras y la autonomía del bebé.
  • Estimula al bebé a descubrir por sí mismo, experimentando sabores, texturas, colores y olores.
  • Fomenta la independencia temprana del bebé.
  • Los bebés disfrutan de lo que comen, ya que no sufren imposiciones ni asociaciones negativas con la comida.
  • Despliegan todo su potencial, no solo aprenden a comer con seguridad, sino que además disfrutan del proceso, lo cual a su vez favorece la confianza en sí mismos y una sana relación con la comida, que contribuye a gozar de una buena salud a largo plazo.
  • Favorece la adquisición de buenos hábitos alimentarios que logran evitar el sobrepeso y/u obesidad en el corto y largo plazo.
  • Al no utilizarse prácticamente “cereales para bebés”, “yogures infantiles”, “gusanitos”, etc. el bebé no consume azúcares añadidos o sal, que son ingredientes a evitar tanto en el primer año de vida como en los restantes.

En cuanto a los inconvenientes, el principal y más peligroso es el riesgo de atragantamiento, aunque sabiendo practicar bien el BLW y teniendo conocimientos básicos de primeros auxilios, puedes estar tranquilo. También se presenta como inconveniente la incomprensión y presión a la que la familia que ha decidido alimentar a su bebé confiando en la alimentación autorregulada puede verse sometida debido al desconocimiento acerca del tema en su entorno. Y el menos importante, es lo que pueden llegar a ensuciar 😛

La seguridad es lo primero

  • Recordemos: el bebé debe cumplir los siguientes requisitos para comenzar de forma segura con la alimentación complementaria: Haber cumplido 6 meses, mantenerse sentado y haber perdido el reflejo de extrusión.
  • Evita sentarle a comer si tiene hambre o sueño
  • No metas ni saques comida de la boca del bebé
  • Nunca le dejes solo mientras come
  • Propicia un ambiente tranquilo y evita distracciones como la televisión, tablets, etc.

¿Qué hago si se atraganta?

Lo primero de todo debes estar segura de que se está atragantando. Muchas veces tienen arcadas, ya que es un reflejo involuntario ante un cuerpo extraño dentro de su boca, puede ser por la textura, el sabor o porque se les escurra el trozo de comida hacia atrás. También pueden toser, otro reflejo involuntario. Por ello, resulta una buena técnica de autocontrol contar hasta 5 o hasta 10 cuando un pequeño tenga dificultades de gestión (como arcadas o tos) para darle la oportunidad de solventarlo por si solo en lugar de intervenir. Probablemente no pasemos de los primeros números y nos sorprenda lo rápido que lo soluciona.

El atragantamiento se produce cuando un trozo de comida u objeto obstruye de manera total las vías respiratorias, lo cual implica que el oxígeno no está llegando a los pulmones, el niño no tiene posibilidad de toser ni de articular sonidos y comienza a adquirir un tono azulado. Es entonces cuando tienes que actuar. La maniobra a realizar se denomina maniobra de Helmich y es sencilla. Para que quede bien claro os dejo este vídeo de la Cruz Roja donde se explica.

Alimentos prohibidos hasta 1 año de edad (en algunos hasta los 2)

Por último es importante que conozcáis que alimentos están prohibidos hasta el primer año de vida. Para ampliar esta información podéis leer el recomendado artículo de Boticaria Garcia: 10 alimentos «prohibidos» para un bebé durante el primer año de vida.

  1. Miel
  2. Leche de vaca
  3. Pescado azul grande
  4. Frutos secos
  5. Cabezas de marisco
  6. Espinaca, acelga, col, borraja y remolacha
  7. Leche cruda
  8. Carne de caza
  9. Sal
  10. Azúcar y edulcorantes

Mi experiencia personal

Yo practiqué el baby led weaning con mi bebé al cumplir los 6 meses a pesar de la oposición por parte de mis familiares. Tengo que decir que para mi ha sido una experiencia buena y gratificante, ver como mi hijo disfrutaba con la comida. No sé si es gracias o no al BLW, pero ahora quiere probar todo lo que ve, todo lo que como y todo lo que le llama la atención.

Por otra parte, tengo que decir que sí me lleve algún que otro susto pero nunca fue más allá de un vómito. ¿La clave o el secreto? confiar en el sin dejar que te influyan los comentarios exteriores. Si alguien me preguntara si recomiendo el método, sin duda SI. Siempre bajo supervisión, conociendo bien los primeros auxilios y sobretodo confiando en el pequeño.

 

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube