¿Y si comiéramos bien?

Beneficios de comer saludable

¿Y si comiéramos bien? A menudo se habla y hablamos de lo perjudicial que es comer comida basura, no practicar actividad física, tener malos hábitos alimentarios, fumar… pero hoy voy a darle la vuelta a la tortilla y voy a explicaros que beneficios tiene comer saludable y equilibrado, practicar actividad física de manera constante y no fumar, en definitiva llevar una vida sana.

Quiero dejar constancia también de algo que normalmente no somos conscientes, y es que aunque creáis que os encontráis bien, que estáis en buena forma, con un buena condición física, podéis encontraros mejor, sentiros mejor y mejorar vuestra resistencia, así que no penséis que esto no va con vosotros por que seguro que podéis estar mejor, siempre podemos mejorar.

 

Resultado de imagen de habitos de vida saludable

 

Beneficios de unos hábitos de vida saludables a corto y largo plazo:

  • Función intestinal adecuada: tus intestinos funcionan correctamente lo que significa que tu tránsito intestinal será regular, irás al baño cada día y con facilidad. Si tomas algún complemento alimenticio para ayudarte a ir al baño, ya no tendrás que hacerlo por qué ya no te hará falta.
  • Sistema nervioso estabilizado: cuando acostumbramos al cuerpo a la comida azucarada y superflua nuestro cerebro se hace dependiente del azúcar por eso a menudo nos apetecen cosas dulces. Si nuestra dieta es saludable y equilibrada el azúcar simple es escaso y por ello no sufrimos ese trastorno.
  • Cabello piel y uñas sanas: no se nos cae tanto el cabello, esta brillante y fuerte, la piel no se reseca, quiebra o pica y la uñas crecen naturales, sin partirse ni romperse en capas.
  • Mantienes un peso saludable estable y tu metabolismo se regula. Al hacer bien todas las ingestas del día, los niveles de glucosa se mantienen estables durante todo el día y no tenemos picos de insulina que desestabilizar el metabolismo. Además al llevar unos horarios estables el metabolismo también se regula mejor.
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares: al consumir menos grasas y sal el corazón no está envuelto de tanta grasa y no hace tanto esfuerzo para latir. Además la tensión es normal y no hay tanta presión para bombear la sangre. Las arterias no se obstruyen por el colesterol y la sangre fluye con facilidad.
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes. Los niveles de glucosa en sangre se mantienen estables y por ello los de insulina. Al no consumir azúcares simples no hay picos rápidos de insulina.
  • Mantienes una salud bucal y evitas las caries: el no consumir azúcares sencillos mantiene tu boca sana. Si es necesario lavarse los dientes a diario.
  • Después de un año se reduce el riesgo de gastritis y úlceras gástricas, mejora el color de tu piel y tu estado hormonal.
  • Te sientes más ligero, enérgico, animado y feliz. Tu cuerpo está en su peso ideal, tiene la energía adecuada para pasar el día y tu estado de ánimo es dependiente de tu alimentación, te sentirás más feliz.

No seas incrédulo empieza el cambio hoy mismo!

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube