1110. Cómo cambiar el desayuno de mis hijos.

Cambiar los desayunos de los niños no es tarea fácil y menos cuando se ha creado un hábito de desayunar productos insanos y ultrazucarados, pero no es ni mucho menos, imposible.

Lo primero que tenemos que hacer es gravarnos en la mente la premisa número uno de la alimentación infantil: dar ejemplo y «no prohibir no permitir». Cuando esto lo tenemos y lo hemos puesto en práctica, podemos intentar los siguientes cambios.

Como cambio que es, se trata de algo progresivo y paulatino, por lo tanto requiere paciencia. Para trabajarlo podemos seguir estos pasos:

1. Adapta la progresión en función de la cantidad y frecuencia con la que come el producto.
2. Ten una gran oferta de opciones de desayuno saludable.
3. Ofrécele las alternativas de distintas formas, varia tanto la cocción como la presentación.
4. Según la edad, explícale el por qué del cambio.
5. Una vez corregido el hábito, no compres ni almacenes el producto/s que quieres reducir o eliminar, si los consumen, que sea en la calle y la ración individual.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube