Ortorexia ¿qué es, cómo diagnosticar, tratamiento?

¿Ortorexia? Quizás alguna vez hayas oído hablar de ella, o quizás es una palabra totalmente nueva para ti, en cualquier caso, hoy vamos a ver qué es la ortorexia, cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento.

La Ortorexia es una moderna patología categorizada como trastorno mental alimentario que lleva al que la sufre a una obsesión por sólo ingerir alimentos que considere saludables. 

Qué es la ortorexia

La palabra ortorexia proviene del griego ortho que significa justo o correcto,orexia que significa apetito, apetencia. Por lo tanto el significado literal de esta palabra es algo así como apetito correcto, pero su significado va más allá, ya que se utiliza para definir un trastorno mental por la comida sana.

La ortorexia, a diferencia de la anorexia y la bulimia, no está reconocido en los manuales terapéuticos de trastornos mentales pero aún y así, se categoriza, igual que el resto, como es un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). Por lo tanto se trata de un problema mental que genera una alteración en el patrón alimentario que afecta tanto a nivel físico como psicológico y funcional.

Específicamente, en el caso de la ortorexia la alteración se define como una obsesión persistente hacia la comida sana o saludable, es decir, una obsesión por la calidad de los alimentos. También se ha observado que puede identificarse obsesión por el método de cocción o preparación de los alimentos.

Entonces, ¿estamos diciendo que seguir una alimentación saludable es un problema? No, claro que no.

¿Crees que tú o un allegado puede padecer Ortorexia?

¡Contacta cita conmigo y con la psicóloga ahora mismo!

La diferencia entre seguir una alimentación saludable y la ortorexia está en una de las palabras que hemos utilizado anteriormente: Obsesión, necesidad extrema de control sobre lo que ingerimos, llegando a interferir en nuestro funcionamiento diario, a nivel social y físico, conllevando un estado de malnutrición.

Las causas de aparición y desarrollo de la ortorexia van a ser distintas según la persona, pues cada uno vive en un contexto y depende de unas variables distintas. De todos modos, algunas de las causas que podríamos mencionar serían la personalidad obsesiva, el carácter perfeccionista, la necesidad de control o la preocupación por la apariencia física, entre otras.

Cómo diagnosticar la ortorexia

El diagnóstico de la ortorexia deberá hacerlo un profesional de la salud cualificado para ello.

Por ese motivo, aunque en este blog hablemos sobre qué es la ortorexia, si sientes que tu o una persona de tu alrededor puede estar sufriéndolo no dudes en acudir a un profesional, en este caso, un psicólogo o psiquiatra.

Para hacer el diagnóstico se van a tener en cuenta ciertas características que presente la persona, así como la interferencia que pueda tener en la vida diaria de la misma.

Aunque no podamos hacer un diagnóstico en un espacio como este, si podemos mencionar algunas de las características que definen la ortorexia:

  • Planificación excesiva de los alimentos a ingerir.
  • Dieta restrictiva.
  • Culpabilidad y/o malestar ante la ingesta de alimentos considerados no saludables.
  • Alteración en el funcionamiento social (por ejemplo aislamiento).
  • Obsesión por la ingesta de alimentos saludables.

Las consecuencias de padecer ortorexia van a afectar a los diferentes planos de la persona, desde el plano físico presentando malnutrición hasta el plano psicológico, pudiendo aparecer sintomatología o trastornos de ansiedad y depresión e incluso aislamiento social.

Tratamiento

Va a ser fundamental el trabajo en equipo de dos profesionales de la salud: nutricionista y psicólogo, llevando a cabo un trabajo de psiconutrición.

¿Por qué? Pues, como hemos ido comentando hasta el momento, se trata de un TCA y por consiguiente habrá dos componentes de gran relevancia en la intervención: la intervención en la adquisición de hábitos alimentarios saludables y la intervención en aquellos aspectos de tipo psicológico que han podido influenciar en la aparición y mantenimiento de la ortorexia, así como la adquisición de herramientas para poder gestionar situaciones y pensamientos presentes en las personas que padecen esta enfermedad.

De todos modos, al ser este un blog especializado en nutrición y dietética, nos vamos a centrar en las áreas de intervención donde nosotros tenemos competencia.

Será especialmente relevante intervenir en las consecuencias orgánicas y de la salud física que haya causado la ortorexia. Se deberá definir una dieta equilibrada la cual pueda aportar todos los nutrientes que el cuerpo necesita, sin dejar de ser una dieta compuesta por alimentos saludables. Por tanto, un paso primordial va a ser recuperar una dieta equilibrada y completa, teniendo en cuenta que deberá de ser un proceso gradual que permita al cuerpo ir adaptándose de nuevo a la ingesta de los alimentos anteriormente prohibidos o restringidos.

Se deberá hacer uso y proporcionar herramientas de psiconutrición, donde el paciente pueda reflexionar y trabajar su obsesión y vaya entendiendo poco a poco la importancia de la flexibilidad dietética. También se deberá hacer hincapié en desmitificar todos los mitos y creencias que pueda tener, que le llevan a tener esa conducta.

También será importante proporcionar información a la persona sobre nutrición, permitiéndole distinguir las propiedades de los alimentos saludables y proporcionándole herramientas para que comprenda la importancia de retomar hábitos saludables y flexibles, saliendo de la obsesión y restricción que hasta el momento ha seguido.

Conclusión

Seguir una dieta equilibrada a partir de alimentos saludables es la recomendación por excelencia. Llevar a cabo una dieta completa y equilibrada va a proporcionar a nuestro organismo todos los nutrientes que este necesite. Pero no debemos confundir dieta equilibrada por una dieta rígida y estricta, que nos lleve a la obsesión, sin la posibilidad de flexibilizar nuestro patrón dietético.

Es de vital importancia la educación a la sociedad sobre aspectos nutricionales para, de ese modo, prevenir alteraciones o dificultades como la que hemos estado tratando en este blog. La información bien proporcionada desde edades tempranas y persistiendo en el tiempo va a ser una de las mejores herramientas para prevenir alteraciones en el patrón de alimentación de las personas, brindando de ese modo mayor calidad de vida y salud.

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube