1124. Alergias alimentarias.

Una alergia es una reacción del organismo frente una sustancia alergeno. Esto hace que el sistema inmunológico de las personas alérgicas cree mecanismos de defensas que se vuelven dañinos y un defecto para el sistema inmune. La alergia se produce cuando la persona entra en contacto, por ingestas o inhalación de las proteínas de un alimento. Es muy importante dejar claro que la reacción se produce frente alimentos con proteínas y no ante azúcares, ya que esto sería intolerancia a la lactosa o la fructosa y sería un problema digestivo, no inmunológico.

Las reacciones pueden ser leves o graves. Las leves pueden ser erupciones, urticaria, inflamación, picor, enrojecimiento ocular, irritación nasal, tos, diarrea, etc… . Las más graves pueden presentar dificultad respiratoria, asma, hipotensión, opresión torácica, etc… y ya como situación extrema si hay un riesgo de la vida vital sería la anafilaxia ya que afecta al sistema cardiovascular y provoca un riesgo de muerte inmediato. >> ADRENALINA

Alimentos alergénicos:
– Proteína de la leche de vaca: los componentes que se deben evitar son el caseinato, suero de leche y sólidos lácteos. El tratamiento para aquellas personas que tienen alergia a la proteína de la vaca es una dieta estricta de eliminación de la leche, derivados y productos que lo contengan. Como lo que estamos haciendo es quitar proteínas de alta calidad, calcio y vitamina D lo podemos sustituir por leche de soja y por aquellos alimentos ricos en calcio como, espinacas, brócoli, acelgas, col, cebolla, anchoas, salmón
– Proteína del huevo: el único tratamiento actual de la alergia del huevo es evitar su ingestión y los alimentos que lo contienen.
– Pescado: el alergeno principal del pescado es una proteína llamada parvalbúmina. Es muy importante que cuando se sospecha que hay alergia algún tipo de pescado se debe de eliminar de la dieta y acudir inmediatamente al especialista para hacer las pruebas. Normalmente la nutrición alternativa que se recomienda es incluir en la dieta aceites de semillas y frutos secos, básicamente porque el pescado contiene grasas insaturadas que son aceites grasos esenciales más saludables y al no comer pescado lo tenemos que comer por otro lado, como en los alimentos que he comentado anteriormente.
– Legumbres: las principales responsables de las reacciones alérgicas son las lentejas, guisantes, cacahuete, soja y altramuz. El tratamiento consiste en una dieta estricta de la eliminación de la legumbre tanto en las ingestas como con el contacto o la exposición a vapores de cocción. Es muy importante estar muy atento al etiquetado de los alimentos para evitar fuentes ocultas de alérgenos.
– Frutas y verduras: en frutas y verduras los alérgenos más importantes que podemos encontrar es la quitinasas, que se encuentra en el plátano, castaña, el aguacate, nabo y sauco. También la taumatina que se encuentra en manzanas, cereza, pimiento, kiwi y uva. Para el tratamiento de frutas y hortalizas podemos decir que sería su prevención evitarlo en la alimentación.
– Frutos secos: existe una larga lista entre los frutos secos y otros alimentos de origen vegetal. Los tipos de frutos secos que pueden presentar alérgenos son los pistachos, anacardos, semillas de girasol, avellanas, semillas de calabaza, nuez de pecan, semillas de lino, sésamo, piñón, almendra… . El tratamiento de la alergia a los frutos secos es excluirlos de la dieta.
– Marisco: el tipo de marisco que produce la alergia son los crustáceos, moluscos y cefalópodos. Los alérgenos los podemos encontrar en las gambas ya que contienen glicoproteínas hidrosolubles y termoestables. Hay que tener en cuenta que el marisco cocido mantiene toda su alergenicidad y el agua de cocción contiene los mismos alergenos. La tropomiosina es el alergeno que encontramos más frecuentemente en los crustáceos. El tratamiento de la alergia al marisco es evitarlo en la dieta y en personas muy sensibles evitar la inhalación.
– Cereales: es importante diferenciar entre alergia a los cereales y a la celiaquía. Hay que saber que los cereales contienen numerosas proteínas con poder alergénico, concretamente el gluten de trigo. La globulina y gluteina son los antígenos responsables frente a los cereales ingeridos y las albúminas serían los alergenos responsables más importantes. El tratamiento será como siempre, dieta estricta excluyendo todos los productos que contengan cereales.
– LTP: Las LTP son proteínas de «defensa» que se encuentran en la mayoría de las plantas, hojas, flores, frutos, semillas y polen, es decir, es una proteína del «mundo vegetal». Es una alergia típica de los países mediterráneos (España e Italia).Está en alimentos como frutas, frutos secos, semillas, legumbres, cereales y hortalizas. Al tratarse de proteínas muy resistentes son muy estables y, no se degradan ni con el calor ni con los jugos gástricos del estómago, lo que le convierte en un alérgeno potente y peligroso. Por este motivo, los pacientes alérgicos a la LTP no toleran alimentos cocinados o procesados tipo mermeladas, en almíbar, zumos, cerveza y vinos entre otros, ya que a pesar de ser sometidas a calor, la alergenicidad de la LTP persiste. Existen muchas proteínas LTPs diferentes aunque muy similares entre sí, lo que origina muchas reacciones cruzadas entre alimentos vegetales y pólenes ambientales, lo que provoca que el cuerpo se «confunda» y genere anticuerpos IgE frente a alimentos a los que realmente no tiene alergia, es decir, tenemos pruebas positivas pero al consumir el alimento no nos genera síntomas, lo cual hace que todo el manejo sea aún más complejo. La LTP más importante en nuestro medio es la LTPPrup3 (LTP del Melocotón), que se encuentra en todas las frutas de la Familia Rosáceas ( melocotón, nectarina, albaricoque, fresquilla, paraguaya, manzana, fresa, pera, ciruela, cereza y almendra).

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube