Episodio 266. La dieta del grupo sanguíneo.

La dieta del grupo sanguíneo surge de los trabajos del naturópata Peter D’Adamo, que propone sus ideas sobre la dieta y el grupo sanguíneo en su libro Eat Right 4 Your Type. Se basa en seleccionar aquellos alimentos que dicho libro indica que son adecuados para el grupo sanguíneo de cada individuo.

– A los individuos del grupo O como “cazadores“, ya que su grupo se creó hace 40.000 años. Las personas de este grupo deben ingerir principalmente carne, pescado, verdura, semillas y fruta (menos kiwis, naranjas, melón y coco). Con moderación pueden tomar cereales. También pueden tomar legumbres, pero nunca en sustitución de la proteína de la carne roja, que es importantísima para este grupo.

– A los del grupo A como los “agricultores“, porque el grupo A surgió hace 25.000 – 10.000 años. Es al único grupo sanguíneo al que se le recomienda ser vegetariano, aunque les conviene también comer pescado y marisco, así como legumbres y productos a base de soja.

– A los del grupo B como los “nómadas“, ya que surgieron hace 15.000 – 10.000 años. Es el único grupo al que se le recomienda tomar lácteos a voluntad. También pueden tomar carne, pescado, legumbres, cereales, fruta y verdura.

– A los del grupo AB como una mezcla entre A y B (ya que surgieron hace 1.000 años)

La dieta del grupo sanguíneo se basa en que estos diferentes tipos se han ido creando en distintas épocas de la humanidad, por lo que conociendo en qué momento apareció cada uno y sabiendo lo que comían nuestros ancestros en ese momento tendremos el listado de alimentos aptos para una persona de ese grupo sanguíneo.

Sin embargo, este planteamiento ha sufrido tres grandes críticas:

– Los mecanismos que emplea D’Adamo para datar la aparición de cada tipo de sangre no están demostrados. De hecho, muchos expertos piensan que algunos grupos podrían haber aparecido en momentos muy diferentes o que podrían existir desde hace millones de años. (Genetic of the ABO blood system and its link with the immune system | Evolution of the O alleles of the human ABO blood group gene).

– No existen evidencias que permitan confirmar que las especificidades del metabolismo de cada persona se correlacionen con su grupo sanguíneo.

– Existe un estudio ABO Genotype, ‘Blood-Type’ Diet and Cardiometabolic Risk Factors que demuestra que la dieta según el grupo sanguíneo no tiene ningún efecto sobre el individuo.

A pesar de que es una dieta milagro, falsa y sin base científica no es de las más descabelladas ya que dada la pésima alimentación de hoy en día, seguro que al seguirla se conseguirían mejoras para la salud de la persona, pero ni que ver tiene el grupo sanguíneo que sea.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube