Episodio 273. «Quesodependientes»

¿Eres adicto al queso? ¿Comes queso a diario? Puede que estés comiendo un alimento sano o no, dependiendo del tipo y frecuencia y de a quién leas ya que es un tema controvertido.

A nivel de salud, los lácteos constituyen un alimento que podríamos llamar neutro, que en ciertos casos pueden relacionarse con marcadores positivos, como la prevención de enfermedades cardiovasculares o el cáncer colorrectal. Mientras que en otros se relacionan con obesidad, enfermedades autoinmunes, cáncer de próstata o acné.

Comparándolo frente a otros, tiene una mayor densidad nutricional debido a su concentración: un mayor contenido en sal, además de conservar principalmente como fracción proteica la caseína de la leche, en detrimento del suero lácteo, que es más interesante.

Dependiendo del tipo y frecuencia y sobretodo de la calidad, será sano o no. Un queso para que podamos decir que es sano, debe tener únicamente 4 ingredientes: leche, fermentos, cuajo y sal.

Los lácteos no deberían promocionarse como se hace y sin embargo es así pero se puede llevar una alimentación completamente sana sin su consumo. Esto pasa porqué se ha vendido como que el calcio es el eje sobre el que centrar la salud ósea cuando en realidad importan otros muchos factores prioritarios como la actividad física, la exposición solar, la ingesta proteica o el consumo de sal.

El queso no causa adicción por sí solo, pero sí es un alimento altamente hedónico que puede causar dependencia.

El queso no es un alimento imprescindible ni prioritario promocionar desde el punto de la salud pública. Hay grupos alimentarios que debemos fomentar con mucha más necesidad como fuentes de calcio o proteicas; es el caso de legumbres o frutos secos.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube