654. Gestión del hambre.

Muchas veces creemos tener hambre sin ser así, sino que lo que tenemos es una emoción que queremos tapar con comida para sentirnos bien. Suele ocurrir más frecuentemente por la tarde, en llegar a casa después de trabajar, entre las 5 y 7 de la tarde.
Te aconsejo que si a ti también te pasa, sigas estos pasos para gestionar el hambre:

1- Antes de asaltar la despensa describe lo que sientes.
Siéntate y anota lo que sientes.
Anota tu emoción, si es rabia, frustración, aburrimiento…
Al anotar tu emoción, te das cuenta que realmente no tienes hambre.

2- ¿Qué te está generando esta emoción?
Debajo de la emoción que hayas anotado, describe lo que te la genera.
por ejemplo: si has anotado rabia, describe lo que te de rabia, como puede ser llegar a casa y que no haya nada hecho.

3- Busquemos soluciones inmediatas y futuras.
Buscar una solución a la emoción que habías apuntado previamente.
Como por ejemplo: avisar a los hijos que tendrían que haber recogido la casa.

4- Imagina que tu problema no tiene solución. ¿ Qué me hará sentir mejor?
Puedes cambiar tu emoción realizando actividades que te relajen.
Haz una lista de actividades que en ese momento de hagan sentir mejor.

5- Regla de los 10 minutos.
Si después de realizar todos estos pasos sigues teniendo esa ansiedad, tómate 10 minutos.
Estos 10 minutos para el cerebro son un objetivo a largo plazo, así pierde la intensidad y el deseo de esa cosa.
Nos ayudará a tomar conciencia de que sentimos y darnos cuenta de que en realidad no es hambre lo que tenemos.

RECUERDA: Comer no va a resolver tus problemas.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube