648. Mi navidad.

Para que veáis que todos cometemos excesos, te cuento cómo han ido mis navidades, la primera parte al menos: nochebuena y navidad.

En noche buena, una noche tranquila, donde había mucha comida pero donde supe decir BASTA. De primeras, unos entrantes compuestos de: aceitunas, espárragos, salmón, biscotes con paté, almejas, mejillones y berberechos en conserva, anchoas y alcahofas… después, en fresco: ostras, almejas, berberechos y gambas saladas.
De primero una sopa de pescado. Y aquí fue donde yo paré, hasta la fruta.
De segundo había un pollo con ciruelas y cigalas que no probé.
De postres frutas, comí lichies y de sobremesa los típicos dulces navideños de los que comí, un trozo de turrón de chocolate y avellana, un trozo de turrón de jijona, una muestra de panetone y una especie de chocolatina crunchy. Para beber, un quinto con los aperitivos, una copa de vino con la cena y agua con gas durante toda la noche. Y tan feliz. Fui consciente, lo elegí yo, fue controlado. Sin sentimiento de culpa, sin remordimiento, sin más. Disfrutando de la comida y de mi familia.

Navidad, fue un poco más de lo mismo. Una copa de vino con la comida y una de cava al final para brindar. Una comida con entrantes, sopa, y doble de carne, del que obviamente solo comí la mitad de una. Una sobremesa con turrones únicamente y volví a comer una pequeña porción del de Jijona. Feliz, consciente, controlada y sintiéndome más que bien.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube