1166. Tratamiento dietético para el acné

Es una enfermedad cutánea multifactorial. Afecta al folículo de pelo y a su correspondiente glándula sebácea. Con esta afectación salen pústulas, quistes, abscesos… los llamados granos (internos, externos, bolas que no salen, los de puntita blanca…)
Empieza con un exceso de cera y queratina en los folículos que termina taponándolos. Esto hace que no entre oxígeno y favorece el crecimiento de bacterias anaeróbicas como la Cutibacterium acnes, que unido a que todo está lleno de grasa potencia dicho crecimiento.
Tal crecimiento inflama la zona (esa rojez e hinchazón que se observa en la piel) y puede llegar a diluir la grasa y que salga hacia fuera (sebo). Existe el acné no inflamatorio (suave) y el inflamatorio (leve, moderado o severo) y dependiendo de dicha severidad se harán distintos tratamientos.
Afecta casi a la totalidad de los adolescentes y la mitad de los adultos en distintos grados de severidad.

FACTORES DE RIESGO PARA DESARROLLARLO
– Genéticos: por herencia, casi siempre hay algún familiar de primer grado afectado o por factores genéticos del tipo de piel que tenemos que controlen la generación de sebo, la oclusión del folículo, el crecimiento de bacterias y la génesis de factores inflamatorios.
– Ambientales:
– Actividad física.
– Disbiosis.
– Alteración hormonal.
– Ciertos cosméticos.
– Ciertos medicamentos.
– Contaminación ambiental.
– Tabaco y drogas.
– Estrés.
– Todo lo que altere la secreción de insulina y la inflamación como exceso de grasa corporal, DM2 o SOP

En cuanto a la dieta, aquellas personas que llevan una alimentación con alta carga glucémica, que les genera mucha secreción de insulina pueden generar muchos factores de crecimiento que pueden aumentar la secreción de sebo y formación de queratina, de ahí que las dietas de baja carga glucémica se asocien a menos porcentaje de lesiones y severidad del acné.
Además la insulina permanentemente elevada favorece el acúmulo general de grasa y cambios en hormonas que provocan un aumento de la proliferación de los queratinocitos basales y mayor producción sebácea.

Por lo tanto la dietoterapia para el acné se basará en una dieta de baja carga glucémica, sin lácteos ni chocolate ni comida superflua por su perfil de ácidos grasos. Alta en vegetales por su capacidad antioxidante y fibra fermentable.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube