506. Tratamiento dietético para la gota.

¿Qué es la gota? El ácido úrico? La hiperuricemia? En el podcast de hoy tratamos esta enfermedad y os explico su tratamiento dietético. En el hombre, el ácido úrico es el producto final del metabolismo de las purinas endógenas y exógenas. Un exceso de ácido úrico provoca una hiperuricemia, que puede estar originada por una producción demasiado elevada o por una disminución de la excreción. La relación entre el ácido úrico y la gota es que una elevación de la concentración plasmática de ácido úrico indica la presencia de la temida gota.

La dieta específica para reducir los niveles de ácido úrico en sangre debe ir enfocada a controlar 3 factores principales:
– El pH de la orina: Como he explicado anteriormente nos interesa realizar una dieta basificante o alcalinizante para conseguir cambiar ligeramente el pH de la orina y favorecer la eliminación. Esto se consigue principalmente:
Bebiendo una importante cantidad de líquidos diariamente en forma principalmente de agua y de caldos vegetales sin sal.
Potenciando el consumo de alimentos basificantes como verdura, patata, fruta, boniato, ensaladas, y reduciendo el consumo de alimentos acidificantes como el pan, la pasta, el arroz, el pescado, la carne y los huevos.
Evitando el consumo de alimentos ricos en sal y sal en las preparaciones culinarias caseras.
Evitar por completo el consumo de alcohol, incluyendo la cerveza y el vino.

– La ingesta purinas: La dieta diaria debe ser lo más baja en purinas posible. Esto significa que no solamente hay que vigilar los alimentos que se consumen sino también su preparación. Cuando hervimos un alimento que contiene purinas gran parte de estas pasan al agua de cocción. Por lo tanto es una buena manera de reducir el contenido en purinas de los alimentos pero se deben evitar los caldos.

– La ingesta de fructosa: La fructosa una vez asimilada por el organismo se metaboliza en xantina, una purina que finalmente pasará a ácido úrico. Por esta razón se recomienda realizar el consumo de únicamente 1 pieza de fruta al día y elegir las que contengan menor cantidad de fructosa como los albaricoques, el kiwi, el mango, la sandía, las fresas, la naranja, el melón, la piña y el melocotón.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube