748. Vesícula biliar.

En el podcast de hoy trataremos los problemas de salud relacionados con la vesícula biliar y las recomendaciones dietéticas a seguir para tratar dichas patologías.

La vesícula biliar es un órgano pequeño con forma de pera que se encuentra debajo del hígado. El hígado produce alrededor de 3 a 5 tazas de bilis todos los días. La bilis ayuda a digerir las grasas y se almacena en la vesícula biliar. Cuando se ingieren alimentos grasosos, la vesícula biliar elimina la bilis a través del conducto derivándolo hacia el intestino delgado.

Cálculos biliares
Los cálculos biliares son líquidos digestivos endurecidos que se forman en su vesícula biliar.
El término médico para la formación de cálculos biliares es colelitiasis. Los cálculos biliares pueden salir de la vesícula biliar y bloquear el flujo de bilis hacia los conductos y provocar dolor e hinchazón de la vesícula biliar. A un cálculo biliar en el conducto biliar se le llama coledocolitiasis.

La colecistitis es la inflamación de la vesícula biliar, que puede suceder de manera súbita (aguda) o durante un período de tiempo más largo (crónica).

La pancreatitis por cálculos biliares es causada por piedras que se mueven hacia el conducto biliar común y el conducto pancreático, bloqueando uno de ellos o ambos. Se puede recomendar una colecistectomía.1

La colecistectomía es la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar. Los cálculos biliares que causan cólicos biliares (dolor agudo en el abdomen provocado por espasmos o el bloqueo del conducto cístico o el conducto biliar) son el motivo más común para una colecistectomía.

Recomendaciones dietéticas:
– La dieta biliar contendrá alrededor de unos 40 g de grasa/día.
– Generalmente, se aceptan mejor las grasas vegetales que las animales.
– Deben eliminarse los alimentos flatulentos.
– El estreñimiento es frecuente en este tipo de dieta por lo que en este caso se debe poner en conocimiento del dietista-nutricionista. En este sentido se debe ser consciente que los alimentos ingeridos a altas temperaturas estimulan el peristaltismo intestinal.
– Preferir el aceite de oliva al de otras semillas como girasol, maíz, soja, etc.
– Sal con moderación.
– Fraccionar la dieta en 4-5 tomas diarias.
– No saltarse ninguna toma con el fin de evitar el ayuno o en caso opuesto las comidas copiosas.
– No concentrar la grasa recomendada para un día en una única ingesta, sino que se ha de distribuir de la forma más equilibrada posible.
– Beber entre horas.
– En cuanto a las técnicas de cocción pueden usarse todas aunque con moderación las que incorporen grasa. Las aconsejadas son la cocción al vapor, al gua, al horno, a la plancha, a la parrilla y a la brasa. Usar con más moderación las frituras, rebozados, estofados y guisos.
– Se recomienda hacer ejercicio diariamente de carácter aeróbico o de baja intensidad como pasear, bicicleta, levantamiento de pesas con pesos bajos o moderados, etc.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube