Cómo perder peso en verano

Hoy vengo decidida a convenceros de que el verano no implica alimentarse mal o no poder seguir una dieta saludable. Quiero haceros ver cómo en verano podemos seguir una alimentación saludable, mantener nuestro peso o incluso bajarlo.

Principal enemigo: el calor

perder peso en verano

El verano tiene muchas cosas positivas: buen tiempo, más horas de luz, playa, piscina… pero si tiene alguna desventaja, es sin duda el calor. Ya no solo por lo agobiante que puede resultar y por lo peligroso que puede llegar a ser el sol para la piel, sino porque nuestro cuerpo sufre y mucho:

  • Mala circulación: con las altas temperaturas nos hinchamos, aumenta la retención de líquidos y empeora la circulación. Esto se traduce a mayor pesadez de piernas, sensación de pesadez, incluso aparición de varices.
  • Fatiga: dado que estamos más hinchados, nos cuesta más tirar de nosotros mismos y nos cansamos con mayor facilidad.
  • Hipotensión: muchas personas sufren bajones de tensión provocados por las temperaturas tan elevadas.
  • Daño en la piel: el sol puede quemar nuestra piel así como favorecer la aparición de manchas oscuras en manos cara y pecho. Además es muy peligroso tomar muchas horas el sol (más entre las 12 y las 16 h), ya que aumenta el riesgo de cáncer de piel. Por eso te aconsejo salir siempre a la calle con protector solar mínimo 30 sPF.
  • Mal humor

¿Cómo perder peso en verano?

Veamos como la alimentación juega un papel principal para combatir el calor y como debe ser la alimentación en verano para mantener nuestro peso o incluso bajarlo.

1. Hidrátate

Estando bien hidratada podrás combatir la retención de líquidos, mejorarás tu estado anímico y te sentirás más ligero. De esta manera te sentirás menos hinchado y te verás más delgada, como mínimo con menos volumen.

Bebe agua

  • Lleva siempre contigo una botellita de agua: en el bolso, en el coche, en la oficina…
  • Sustituye cualquier otra bebida que tomes por agua (bebidas energéticas, azucaradas, light o zero, alcohólicas…)
  • Opta por tomar alguna infusión o té.
  • Elige sopas, caldos y consomés como primeros platos de tus comidas y cenas
  • ¡Márcate una cantidad como objetivo e intenta cumplir tu reto día a día!

Come frutas y verduras

  • El pepino → 95,70% agua
  • El tomate → 93,90% agua
  • El pimiento → 92,60% agua
  • La sandía → 91,90% agua
  • El melón → 88,40% agua
  • El melocotón → 88% agua

Una buena opción será el gazpacho de tomate, sandía o melón y la crema fría de pepino.

Crea tu agua saborizada

Aguas saborizadas

Llena una jarra grande de agua con hielos y añádele tus frutas y hierbas preferidas para darles sabor. Tendrás un agua saborizada con cero azúcares. Los ingredientes que puedes usar para preparar estas aguas o infusiones naturales son:

  • Frutas: cítricos (naranja, limón, lima, pomelo), bayas (arándanos, moras, frambuesas, fresas, cerezas) tropicales (granada, mango, kiwi, papaya), melón, sandía, pera, uva, ciruela, manzana, plátano, melocotón, nectarina.
  • Vegetales: pepino, zanahoria, apio.
  • Hierbas aromáticas: menta, hierbabuena, salvia, albahaca, romero, lavanda, estevia, cilantro, tomillo.
  • Especias: canela, jengibre, pimienta negra molida.

Puedes probar con estos sabores: Pomelo con menta, salvia, romero o albahaca; Limón con menta y albahaca o cilantro; Limón y lima con cilantro; Limón con jengibre; Limón con mandarina, pera y cilantro; Naranja con jengibre y albahaca; Pepino con limón o lima, menta o albahaca; Pepino con sandía y menta; Zanahoria con manzana, limón y jengibre; Zanahoria con granada y salvia…

Toma tés fríos o infusiones

Es otra buena y saludable alternativa para refrescarte y beber agua con sabor.

Fabrica tus propios granizados

En el post «terrazitas, playa y comidas de verano» te explico como hacer granizados caseros (y helados! :P)

2. Come saludable

Aprovéchate de la variedad de frutas y verduras que nos ofrece la temporada de verano y crea infinidad de platos combinando estos ingredientes. Crea ensaladas diversas: solo con verduras, con frutas, con cereales integrales, con legumbres… juega con las cocciones, experimenta sabores nuevos, cocina, inventa, prueba… Aquí te dejo 3 recetas de El Comidista para que tengas por donde empezar:

ENSALADA DE TOMATES Y CIRUELAS

ENSALADA DE TOMATES Y CIRUELASCREMA DE ESCALIVADA

CREMA DE ESCALIVADAJUDÍAS VERDES CON VINAGRETA DE ACEITUNAS

JUDÍAS VERDES CON VINAGRETA DE ACEITUNAS

3. Haz ejercicio cada día

Métete en un gimnasio fresquito o busca las mejores horas para salir a correr. Mantente activo, como siempre acelerará tu pérdida de peso, recuerda que la alimentación es el 65%, pero el 35% restante es la actividad física.

4. Trucos y consejos veraniegos

  • Si sales a comer o cenar fuera, opta por la ensalada de la carta, sin duda será la opción más refrescante y saludable. ¡Pero ojo! Cuidado con las que llevan quesos muy grasos, alimentos fritos o salsas muy calóricas.
  • Si decides ir a tomar algo, opta por granizados caseros, agua con gas y limón, tónica sin azúcar… Incluso si es un bar de cócteles puedes proponerle al camarero tu propia tónica sin azúcar saborizada.
  • Si vas a la playa, ve preparada: llévate tus propios tentempiés y bebidas, así evitarás acercarte al chiringuito…
  • Si te notas pesada prueba a beberte un caldo frío de apio, cebolla y zanahoria, antes de las comidas, te ayudará a eliminar líquidos.
  • Si te notas hinchada, aumenta la fibra de tu dieta.
  • ¡Hambre entre horas: brochetas de frutas, macedonia o simplemente fruta a bocados!

¡Cómete el verano y pierde peso! 🙂

María Merino Fernandez, nutricionista
María Merino Fernández
Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universitat de Barcelona, Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat Rovira i Virgili y Curso de extensión universitaria en Nutrición deportiva por la Universitat de Barcelona.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube