#10. Dietas para el sistema digestivo

Vemos las dietas de tratamiento más habituales en las afecciones digestivas: baja en FODMAP’s, rica en fibra, baja en residuos y una dieta para la salud digestiva.

Este contenido está únicamente disponible para los alumnos. Puedes registrate aquí o iniciar sesión.

Dieta baja en FODMAP’s

El acrónimo FODMAPs corresponde a la expresión en inglés: Fermentable Oligisaccharides, Disaccharides, Monosaccharides And Polyols.

Los FODMAPs son hidratos de carbono de cadena corta, que por sus características contribuyen a agravar los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable (SII).

La dieta reducida en FODMAPs está diseñada para disminuir los síntomas en pacientes con SII, y en especial los siguientes: distensión, dolor abdominal y diarrea.

Es una dieta por fases:

  1. FASE I (Restricción). Durante 6-8 semanas, eliminar los alimentos altos en FODMAPs. Es importante registrar en un diario, las alimentos consumidos, los síntomas y los cambios en las deposiciones (frecuencia y cantidad).
  2. FASE II (Exposición). Tras el periodo de eliminación, si los síntomas han mejorado, reintroducción progresiva de los alimentos ricos en FODMAPs. Elegir un alimento que contenga un tipo de FODMAP a la vez, para valorar la tolerancia cuali- cuantitativa. Por ejemplo, la primera semana introduce un alimento rico en lactosa (1/2 vaso de leche e ir aumentando la cantidad progresivamente para valorar tolerancia), la segunda semana solo en fructosa (1 cucharadita de miel e ir aumentando la cantidad para ver tolerancia) y así sucesivamente. Si los síntomas aparecen, se recomienda descansar varios días antes de introducir otro alimento de prueba.
  3. FASE III (Finalizar dieta). Mantener los alimentos que tolera mejor y valorar con el profesional los límites de tolerancia de aquellos que tolera peor.

Ejemplo de dieta baja en FODMAP’s.

Rica en fibra

Las dietas ricas en fibra están indicadas en personas con problemas de estreñimiento o desregulación del tránsito intestinal. Son dietas que priorizan los alimentos ricos en fibras:

  • Frutas y verduras.
  • Legumbres.
  • Cereales integrales.
  • Frutos secos y semillas.

Además debe garantizarse un aporte óptimo de agua.

Baja en residuos

Cuando hablamos de dieta baja en residuos, hablamos de justamente lo contrario, baja en fibra.

Las dietas bajas en fibras y bajas en residuos retrasarán el movimiento y disminuirán la cantidad de heces en los intestinos. Al disminuir la actividad de los intestinos, estos pueden descansar y sanar. Esto también puede prevenir bloqueos. Estas dietas se pueden sugerir para pacientes con inflamación del intestino.

Las dietas bajas en fibras y bajas en residuos también se usan cuando existe estrechamiento del intestino, antes y después de una cirugía mayor del tubo digestivo o cuando la radioterapia causa complicaciones.

Salud intestinal

Salud intestinal, así como salud general, nos la dará una alimentación saludable exenta de alcohol, ultraprocesados, azúcares libres y añadidos, complementada con una ingesta adecuada de agua y la práctica habitual de ejercicio físico.

Una alimentación que cuide tu salud intestinal, será aquella que contenga un mínimo de 25-30 gramos de fibra diaria.

Además hay alimentos específicos que cuidan de nuestra microbiota, como son los probiótico naturales -alimentos fermentados-: chucrut, kéfir, miso, almidón resistente (patatas, boniatos y arroz enfriados, así como en las legumbres y la avena).

[/membership]

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube