#4. Alimentación de 0 a 6 meses

Los niños desde el nacimiento hasta los 6 años deben alimentarse en exclusiva de leche materno. En caso que no sea posible, de leche de fórmula.

Cómo superar los obstáculos de la lactancia, los pros y contras que esta tiene, sus beneficios y las prácticas en los hospitales, son algunas de las cuestiones que tratamos en esta clase.

¿Y si yo no puedo dar el pecho? entonces te explico cómo escoger la mejor leche para el bebé.

Lactancia materna

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.

Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé y favorece que el vínculo afectivo entre madre y bebé sea más precoz. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante durante los primeros 6 meses de vida del niño.

A partir de este momento, y manteniendo la lactancia materna hasta los 2 años de edad o más, o bien hasta que madre y niño lo decidan, será necesario añadir gradualmente nuevos alimentos con el fin de facilitar unos niveles de desarrollo y de salud adecuados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF han presentado una nueva edición de su “Guía de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna en los hospitales y centros de salud”, que incluye también una actualización de los 10 pasos para la lactancia materna exitosa publicadas en 1989.

En la guía práctica que acaba de actualizar la OMS se anima a las madres primerizas a amamantar a sus bebés y se dan pautas a los profesionales sanitarios para poder apoyar la lactancia materna y que las mujeres no abandonen precozmente la lactancia porque piensan que no tienen suficiente leche o que su bebé no engorda lo suficiente.

La guía recuerda que las primeras horas y días de vida son cruciales para establecer una lactancia materna con éxito, y por lo tanto recomienda que la madre y el bebé hagan piel con piel nada más nacer (el piel con piel es posible incluso en caso de cesárea) y que no se les separe ni un momento, para facilitar la lactancia.

Los 10 pasos para una lactancia materna exitosa que deben seguir los hospitales son:

  1. Cumplir el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.
  2. Asegurarse de que toda la plantilla del centro sanitario tiene el conocimiento y habilidades suficientes para apoyar la lactancia materna.
  3. Informar sobre los beneficios de la lactancia materna a la mujer y sus familiares.
  4. Facilitar el contacto piel con piel entre la madre y el bebé nada más nacer y animar a las madres a iniciar la lactancia tan pronto como sea posible después del parto.
  5. Apoyar a las madres para iniciar y mantener la lactancia y hacer frente a las dificultades.
  6. No dar al recién nacido ningún otro alimento diferente a la leche materna, salvo que se requiera por prescripción médica.
  7. Posibilitar que la madre y el bebé estén juntos las 24 horas del día.
  8. Enseñar a las madres a detectar las señales que indican que su pequeño quiere mamar.
  9. Aconsejar a las madres sobre el uso y los riesgos que tiene para el establecimiento de la lactancia materna usar biberones, tetinas y chupetes (no se debe ofrecer el chupete al bebé hasta que la lactancia esté bien establecida porque la forma de succionar es diferente y confunde al recién nacido).
  10. Ofrecer  asistencia y atención continua sobre la lactancia a los padres y sus bebés después del alta hospitalaria.

Beneficios para el bebé

Beneficios para la madre

Para la mamá, ayuda a una mejor recuperación post-parto (recuperación más temprana de la figura, contracción del útero, menor riesgo de depresión post-parto…), reduce el riesgo de padecer ciertos cánceres como el de mama y ovario, anemia, ofrece protección contra la osteoporosis y fracturas óseas, y simplemente tener la satisfacción y el regalo de poder ver a tu hijo comer de ti, ver cómo te sonríe mientras come.

Beneficios para la sociedad y medio ambiente

Para la mamá, ayuda a una mejor recuperación post-parto (recuperación más temprana de la figura, contracción del útero, menor riesgo de depresión post-parto…), reduce el riesgo de padecer ciertos cánceres como el de mama y ovario, anemia, ofrece protección contra la osteoporosis y fracturas óseas, y simplemente tener la satisfacción y el regalo de poder ver a tu hijo comer de ti, ver cómo te sonríe mientras come

¿Y si no puedo/quiero dar el pecho? 

¿Por qué las leches de fórmula llevan aceite de palma si es tan malo?

El 25% de los lípidos de la composición de la leche materna es betapalmitato. El aceite de palma tiene dos caras. Hay una ligera diferencia en la estructura del ácido palmítico en función de su procedencia. El de la leche materna es beta-palmitato (60-86%), y el de las leches es el alfa-palmitato. Ambas grasas no se comportan igual en el organismo. Por el ejemplo, el alfa no deja absorber grasas y el calcio, lo que provoca unas heces más duras.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube