#07. Preparaciones de tupper.

El «cómo» preparar el tupper es casi más importante que el «qué». Para hacerlo apetitoso, llamativo, sabroso y colorido podemos salir de la clásica preparación y utilizar otros métodos como los bowls o las ensaladas en tarro. También veremos como improvisar un tupper o aprovechar las sobras de comida para formar un tupper ideal.

Bowls

El concepto del bowl es bastante nuevo y moderno pero cada vez son más los establecimientos que los venden, y es un formato de tupper que nos ayuda a llevar únicamente uno y hacer una preparación muy completa. Podemos prepararlos con las sobras de todo o planificarlos en nuestra planificación semanal.

Podemos hacer de nuestro tupper el “bowl” o si disponemos de office y nevera, tener allí los alimentos para montarlo. Es fácil y muy versátil. Podemos formarlo con los alimentos que nos apetezca, siempre que respetemos el método del plato.

Ensaladas en tarro

¿Recuerdas aquellos recipientes que decía al principio del curso que guardaras? ¡Ha llegado el momento de usarlos!

Si tenemos un segundo proteico como una carne o un pescado y queremos llevar otro plato pero no queremos ir cargados con muchos tupper, podemos utilizar la ensalada en tarro. Si no también podemos hacer de nuestra ensalada un plato único, incluyendo en ella la parte proteica y de cereal.

Puedes guardar las ensaladas en la nevera cerradas y usarlas durante toda la semana. Si vas a incluir proteína como pollo o marisco añádelo el día que vayas a comerlo para que esté más fresco.

  1. Necesitamos un buen aliño, puede ser aceite, vinagre y sal o podemos innovar incluyendo mostaza o miel.
  2. Una capa base, algo consistente que absorba un poco del líquido del aliño: legumbres, verduras crudas como pepino, cebolla o zanahoria…
  3. El resto de ingredientes que no sean hojas. Debemos procurar que queden lo más compactas posible sin romper los alimentos, claro está. En esta capa podemos añadir pasta, algo de fruta, maíz, remolacha…
  4. La capa verde, el queso y los frutos secos. Aquí incluye la lechuga, canónigos, rúcula… y los pequeños trocitos de queso si apetecen o algunos frutos secos.

Preparaciones rápidas

Son aquellas preparaciones que podemos improvisar y hacer al momento. La noche de antes o por la mañana mientras desayunamos. Esta no sería la mejor opción porque ello significa que no hemos realizado la planificación semanal pero es una buena estrategia si solo comemos de tupper uno o dos días a la semana. Podemos hacer más cena y ya tener el tupper listo para el día siguiente o preparar algo en la mañana.

Tuper SOS

Serían aquellos tupper que preparamos de emergencia utilizando los básicos de nevera y despensa que vimos en la clase anterior.

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube