#9. Errores más comunes en la pérdida peso

Es muy probable que hayas intentado perder peso de forma errónea alguna vez o que lo hayas hecho siguiendo un método equivocado, repleto de errores.

Bien sea por los errores que cometemos nosotros mismos, así como por los implícitos en un método dietético que seguimos, debemos detectarlos y corregirlos.

En esta clase voy a explicaros los principales errores a la hora de perder peso, para que podáis corregirlos y detectarlos en algunos métodos «pierde peso».

Errores más comunes

El concepto dieta

El error principal tiene sus raíces en las creencias propias y experiencias personales a la hora de perder peso. Veamos uno a uno cuáles son las asociaciones erróneas a la dieta de pérdida de peso que nos hace caer en el error y no conseguir nuestro objetivo.

  • Restricción: para perder peso hay que restringir calorías y alimentos. Sí que es cierto que debe producirse el déficit calórico pero como vimos en la clase anterior, puede iniciarse con un cambio cualitativo en el que no es necesario contar calorías. Además, en ningún caso debemos restringir alimentos, solo respetar frecuencias de consumo.
  • Pasar hambre: mucha gente cree que para perder peso se debe pasar hambre pero esto es totalmente falso. En el trabajo de la pérdida de peso se aprenderás a gestionar hambre y saciedad. También adquirirás los conocimientos para aumentar la saciedad de las preparaciones siguiendo una alimentación saludable.
  • Monotonía: la típica dieta de lechuga-pechuga. Comer sano no es aburrido, solo es cuestión de creatividad y técnica culinaria.
  • Sufrimiento: Seguir todos estos errores hacen que creamos que hacer dieta es sufrir, pero corrigiéndolos veremos que no es así.
  • Prohibición: más o menos como ocurre con la restricción, hay quien se prohibe alimentos y como ya he explicado, esto no es necesario.
  • Pérdida de la vida social: esa restricción y prohibición nos llevan a limitar nuestra vida social, pero corrigiendo estos errores, corregiremos la pérdida de vida social.
  • Temporalidad: nunca debemos ver las dietas con temporalidad, sino como un cambio del estilo de vida, una nueva forma de alimentarnos que nos brinde energía, salud y bienestar.
  • Fracaso: al cometer estos errores fracasamos una y otra vez pero basta con dejar de cometerlos para acabar con el fracaso. El fracaso no es por ti, sino por el método que has seguido.
  • Efecto rápido: quien busca un efecto rápido, está frente a un método milagro, mejor cambiar de estrategia.
  • Falta de aprendizaje: si no hay aprendizaje, no hay mantenimiento y de nada nos sirve perder si no podemos mantenerlo después.
  • Mayor gasto económico: solo en aquellas dietas que se basan en la venta de productos y complementos. Algo totalmente innecesario.
  • Complementos y sustitutos: solo en aquellas dietas que se basan en la venta de productos y complementos. Algo totalmente innecesario.
  • Productos «de dieta»: cuando necesitamos la versión «light» o «zero» de algo ya nos indica que no es un buen producto. Hay que huir de todos esos productos y basar la alimentación en comida real, materias primas.
  • Peso objetivo: aunque podamos tener un peso objetivo, el objetivo nunca debe ser el peso. Debemos marcarnos objetivos de salud.
  • Frustración: como en el caso del fracaso, al cometer estos errores nos frustramos una y otra vez pero basta con dejar de cometerlos para acabar con la frustración. Falta de responsabilidad
  • Culpabilidad: el fracasar y frustrarnos nos lleva a sentirnos culpables. También nos hace sentir culpables romper la restricción de prohibición. Corrigiendo estos errores, desaparecerá la culpa.
  • Baja autoestima: Implícito al cometer una y otra vez los errores.

Concepto de compensación

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube