#5. Peso antes, durante y después del embarazo

Mantener el peso corporal, como el amor, es una mezcla delicada de compromiso, renuncias, placeres y esfuerzos. Las relaciones de pareja reales implican una construcción constante, convicción y un papel activo de ambas partes. Mantener un peso saludable requiere constancia y un estilo de vida también saludable y activo, donde la dieta sea fuente de placer, en lugar de sufrimiento.

En esta clase vamos a ver como mantener ese peso saludable y cuánto deberíamos pesar antes, durante y después y cómo conseguirlo.

Peso en el embarazo

Durante el embarazo no hay que ponerse a dieta o seguir un régimen para perder peso, porque el feto puede resultar dañado. En ninguna circunstancia, ni aun si la embarazada presenta obesidad. Tampoco si está ganando mucho peso con el embarazo.

No obstante, sí es un momento idóneo para instaurar buenos hábitos de vida, a pesar de lo que puedan decirte. Antes del embarazo, puedes decirles que estás preparando tu cuerpo para tener más posibilidades de quedarte embarazada con éxito. Durante el embarazo estás cuidando de tu bebé y después puedes decirles que has creado el hábito o que cuanto más sano comáis, más sano comerá él.

Peso antes del embarazo

A pesar que la delgadez severa (IMC<16) dificulta la ovulación, no indica necesariamente que algo vaya mal. En cambio, el exceso de peso puede afectar a la fertilidad (tanto masculina como femenina) y representa un riesgo para la salud de la mujer y la del feto, cuando esta esté embarazada.

Entonces, ¿cuál es el peso ideal antes del embarazo? Empecemos por llamar a las cosas por su nombre. No existe el peso ideal, existe el peso saludable o normopeso. El peso debe estar en un IMC entre 18,5 y 25.

Peso durante el embarazo

Blog · Libro · Contactar · ¿Quién soy? · Aparición Medios · RGPD

Youtube